El Bayern triunfa en los penaltis

Javi Martínez empató en el descuento de la prórroga para ganar la Supercopa europea

Actualizado:

Los penaltis le dieron a Guardiola su primer título en Alemania, la Supercopa de Europa. El Bayern se impuso desde los once metros vengándose de la final de Champions de Múnich, gracias a un gol de Javi Martínez en el descuento de la prórroga que forzó la tanda decisiva.

En un contraataque de libro, de los que maravillan a Mourinho y al espectador a la vez, liderado por el talentoso Hazard, el Chelsea se adelantó. El belga condujo, asistió a Schurrle y éste a Fernando Torres, el niño de las finales, que puso el balón en la escuadra de volea. Desde ese momento el Bayern empezó a acorralar al Chelsea. Ribéry, el mejor jugador de Europa en el pasado curso según la UEFA, se puso la capa y se echó al Bayern a la espalda. Sin la fiabilidad defensiva aún que requiere Mourinho, el Chelsea sufrió pero sobrevivió al descanso. Sin embargo, habían pasado tres minutos desde la reanudación cuando Ribéry puso las tablas con un tiro desde fuera del área.

Tras unos minutos de zozobra, el Chelsea subió líneas. La presión sobre Dante hizo que el brasileño se escurriese y le regalase a Oscar un mano a mano con Neuer que falló. Tuvo otro cabezazo al larguero Ivanovic y otra gran intervención Neuer ante otro intento de David Luiz. Ahí pudo cambiar la suerte del Chelsea: en la siguiente jugada, Ramires era expulsado por doble amarilla.

En una prórroga que se presentaba de absoluta inferioridad para los londinenses, Hazard rompió la lógica. El belga se metió en el área ante la poca intensidad de los defensores y batió con un disparo duro pero parable a Manuel Neuer. 1-2 y todos atrás. El Bayern volcó el partido hacia Cech, que, rememorando la final de Múnich, hizo un par de milagros para frustrar a los alemanes. Pero Javi Martínez, en el último minuto del descuento de la prórroga, empató en el rechace de una falta. Desde el punto de penal todos acertaron hasta que llegó Lukaku en el décimo penalti, el último. Neuer lo detuvo y el Bayern es supercampeón.