HIDALGO HA INVERTIDO 21 MILLONES

Globalia culpa a Competencia de la crisis de Orizonia

Actualizado:

El sector turístico español continúa revuelto. Ayer fue el turno de Juan José Hidalgo, presidente de Globalia, quien arremetió contra la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por la grave crisis que atraviesa Orizonia, en preconcurso de acreedores desde mediados de este mes y en vísperas de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que podría afectar hasta a 4.000 trabajadores.

Según su versión de los hechos «Carlyle nos llamó para ofrecernos Orizonia y hasta el momento hemos pagado 21 millones de euros en distintos conceptos, entre ellos la compra de Luabay, una compañía hotelera sin propiedades y con 11 contratos de arrendamiento y gestión y hemos asumido 700 trabajadores».

Hidalgo añadió que «el Gobierno ha estado siempre al tanto de la operación, que finalmente se ha frustrado por la legislación de competencia y, desde luego, Globalia no es beneficiaria de la quiebra de Orizonia ya que somos unos perjudicados más al haber desembolsado 21 millones de euros: 15 millones por la compra de Luabay, 4 millones en nóminas y 2 millones de pagos a Renfe por incumplimiento de contrato».

El argumento de Globalia es que no podía seguir adelante con la compra de Orizonia, y desembolsar 60 millones de euros ahora y 80 al final de la operación sin tener garantías de que esta iba a pasar el examen de Competencia. La CNC decidió pasar el caso a una segunda fase de estudio, que de hecho aún no ha acabado, al ser un caso complejo y suponer riesgos para la competencia.