Pablo García Baena prepara «sin prisas» un nuevo poemario

Por ahora tiene elaborados «unos diez o doce poemas», aunque todavía hay que darles forma y buscar la manera de que encajen

J. M. C.
Actualizado:

Es un auténtico lujo para una ciudad como Córdoba contar con un poeta como Pablo García Baena. No sólo como ejemplo de sana longevidad, sino también, y sobre todo, por su excelente salud mental, que a sus 90 años le permite seguir escribiendo sin dificultades, porque todavía le quedan cosas por decir.

Tanto es así que reconoció ayer a ABC que estaba escribiendo un nuevo libro de poesía; el primero desde que en 2006 salió publicado «Los Campos Elíseos» (sin contar con su «Poesía completa [1940-2008]», editada por Visor). «Es verdad, pero no sabemos cuándo saldrá, ni siquiera si acabará saliendo algo», advirtió el prolífico autor. «Nunca dejo de preparar algo y de intentar atrapar la poesía de alguna manera, pero soy muy lento y entre un libro mío y otro pueden pasar años», abundó.

Por ahora tiene elaborados «unos diez o doce poemas», aunque todavía hay que darles forma y buscar la manera de que encajen los versos unos con otros, y ya ha recibido ofertas de publicar los cinco o seis que fueran de su elección en uno de esos cuadernos «cuidadosamente editados», e incluso en revistas literarias. «Pero prefiero que no sea así para que el libro tenga interés cuando salga». Únicamente publicó uno en el Anuario de 2011 de la Academia de San Telmo de Málaga (que se reproduce en esta página), organismo y ciudad con el que el poeta cordobés mantiene una prolongada y cariñosa relación de admiración mutua.

Tampoco tiene un límite establecido de versos para esta nueva obra -aún sin título-, ni siquiera temática, porque «el motivo es algo imprevisible; el libro todavía se está haciendo», pero lo más probable es que intente alcanzar el nivel «clásico del millar de versos». Lo único que tiene claro es que en verano «es cuando me reactivo a la hora de escribir, porque es la estación de los frutos para la naturaleza y para mí», y que muy probablemente introduzca elementos de la actualidad que puedan datar para el futuro la época en que se escribió.