?
Síguenos en
Orange Autónomos

No me mires así: soy autónomo y quiero trabajar con 70 años

Más de un 60% de los profesionales por cuenta propia en España no espera jubilarse antes de los 70

G. Toca

Compartir

Las cifras son demoledoras y tienen muchas más lecturas (positivas) que las que se están haciendo. El número de autónomos que se acogen a la jubilación activa despegó casi un 90% desde agosto de 2009 hasta agosto de 2019 según la asociación sectorial ATA. Son muchos, y cada vez más, los que aprecian ventajas en la posibilidad de seguir trabajando mientras cobran entre el 50% y el 100% de su pensión. El verano pasado casi bordearon las 125.000 personas.

Más de la mitad de los autónomos teme perder nivel de vida cuando se jubile

Los motivos son diversos, pero quizás sea éste el que sobresalga: un sondeo del Instituto Santalucía estima que casi al 90% de los profesionales españoles por cuenta propia teme perder nivel de vida cuando se jubile. Eso no quiere decir que no existan otros argumentos para seguir trabajando como, por ejemplo, sentirse útil y ocupar el tiempo con algo que no solo les da ingresos, sino que también les interesa y les ayuda a socializar. Pasar, drásticamente, de un empleo exigente con jornada completa a tener todo el día libre por obligación tampoco parece la mejor forma de evitar cuadros de ansiedad, depresiones o baja autoestima. Aunque también existen soluciones más graduales como trabajar menos durante algunos años hasta dejar de hacerlo completamente. 

Según un informe de Eurofound en 2016, dos tercios de los ciudadanos de la UE aspirarían a combinar un trabajo a tiempo parcial con una parte de la pensión cuando se retiren, una cifra que rebasa el 40% en el caso de Japón. En muchos países europeos y en Estados Unidos, hay estudios de la OCDE que muestran que las personas que trabajan con más de 65 años padecen menos estrés y se sienten más satisfechas con sus vidas que muchos trabajadores más jóvenes.

Los 70 años de hoy no tienen nada que ver con los de las generaciones anteriores

En estas circunstancias, no resulta extraño que algunos autónomos quieran seguir trabajando hasta los 70 años. Les ilusiona mantenerse activos, renovar y ampliar sus conocimientos, guiar a otros con menos experiencia que ellos en ámbitos que dominan y, por supuesto, superarse. Por eso, Orange celebra la forma en la que se enfrentan a desafíos en su iniciativa Nacidos para ser autónomos, con la que quiere solidarizarse y rendir un pequeño homenaje al espíritu especial que tiene este colectivo.      

Dos de cada tres europeos esperan combinar trabajo y pensión en el futuro

Además, estos autónomos saben que los 70 años de hoy no tienen nada que ver con los de las generaciones anteriores. Según un informe de la OCDE, la salud física e intelectual empieza a caer notablemente solo a partir de los 73 años y en muchas ocupaciones los mayores son más productivos que los jóvenes gracias a sus conocimientos y experiencia. Un estudio realizado en Japón llega a afirmar que los 75 de hoy son casi como los 65 años de hace dos décadas.

Naturalmente, los autónomos que quieren disfrutar trabajando después de la edad de jubilación necesitarán mantenerse en forma y motivados. Aquí jugarán un papel fundamental la dieta saludable, el deporte y la convicción de que la actividad que realizan es uno de los principales aspectos que dan sentido a sus vidas. También será clave que las empresas, que son sus clientes, vayan superando viejos prejuicios sobre el impacto de la edad en la productividad, la creatividad o el coste de los profesionales veteranos. Seguro que lo que les ofrezcan los autónomos veteranos les compensará con creces esa nueva confianza.   

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Orange Autónomos. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.