Grupo «Serenidad», una de las figuras de la escultora Montserrat Ribes
Grupo «Serenidad», una de las figuras de la escultora Montserrat Ribes - MONTSERRAT RIBES
Los "salzillos» de hoy

«Las figuras del belén deben formar parte del patrimonio humanístico y sentimental de una familia»

La escultora Montserrat Ribes lleva más de 30 años modelando figuras a las que dota de gran carga de ternura. Sus trabajos figuran en colecciones privadas de belenistas y coleccionistas de todo el mundo

MADRIDActualizado:

Montserrat Ribes tiene predilección por las escenas con niños, en las que despliega su arte para dotar a las figuras de una gran carga de ternura. Hace ya más de 30 años que comenzó a sumergirse en «este mundón» del belenismo, después de que unos amigos de la Asociación Belenista de Castellar le pidieran unas figuras para sus belenes. Ribes había cursado los estudios de Bellas Artes y se dedicaba a la escultura decorativa, pero aquel encargo reorientó su carrera.

«Lo que más me atrae de hacer figuras de belén es que puedes crear con mucha imaginación, son figuras que cuentan una historia bonita y pueden llevar una gran carga de ternura», explica a ABC esta escultora nacida en Sabadell, que desde 1973 reside en Castellar del Vallés, donde tiene su Estudio de escultura y Exposición permanente de su obra.

«Me inspira pensar cómo contar la misma historia de diferentes maneras. Las personas que vivieron en Belén en aquella época tenían los mismos sueños, los mismos problemas y los mismos sentimientos que podemos tener ahora nosotros», señala.

Ribes no cree tener una especialidad -«me encuentro muy bien con cualquier figura que realice», dice- aunque admite que «las escenas con niños son mis preferidas». Para ella, «las figuras de belén pueden reflejar muchos sentimientos» y es precisamente la manera de expresar estos sentimientos, junto a la técnica, lo que distingue a un creador de otro.

Mujer y escultora como La Roldana, asegura que nunca le han comparado con esta artista sevillana de finales del s.XVII por la que siente un gran respeto y admiración. «Nuestros trabajos son completamente distintos», señala. «Además La Roldana está en el nivel de grandes escultores, yo estoy haciendo camino todavía».

«Los "Salzillos" de hoy serán reconocidos mañana. De momento de Salzillo y de Roldana sólo ha habido uno», añade esta «maestra artesana», que cuenta con el reconocimiento de la Generalitat de Catalunya desde 2003.

Aunque «seguramente hay alguna diferencia en las figuras creadas por un hombre o por una mujer, creo que la expresión de los sentimientos es la misma», opina esta artista que el año pasado realizó para la Asociación Pesebrista de Madrid las dos figuras que aparecen en el cuadro del Greco «La Anunciación a María» y que se instalaron en el Belén Monumental de la Comunidad de Madrid.

Montserrat Ribes se siente orgullosa de aquel trabajo que le costó un esfuerzo especial. Realiza encargos de figuras singulares, además de aumentar cada año sus colecciones de diferentes medidas con piezas nuevas. «Esto representa de 18 a 20 piezas originales "a palillo" (nombre que reciben las figuras únicas y originales realizadas en barro solo con las manos y los palillo utilizados para trabajar la arcilla), de las cuales después se harán reproducciones», explica. Estas figuras pueden encontrarse en su página web, en muchas de las ferias de Navidad que se hacen en España, y en algunas tiendas especializadas.

De entre las piezas de su taller, cada año su familia escoge una para ir haciendo crecer el belén popular que montan en casa con elementos naturales. Es parte de su legado. Para Ribes, «si las figuras son de una cierta calidad, deben formar parte del patrimonio humanístico y sentimental de una familia» porque «se llenan de buenos recuerdos».