POLÍTICA

El PSOE se alinea con ERC para reclamar la expansión del catalán en la Comunidad Valenciana

Los socialistas respaldan en el Congreso una petición para recuperar las emisiones de TV3 que decae gracias a la mayoría parlamentaria del PP

ALBERTO CAPARRÓS - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El PSOE volvió a alinearse ayer en el Congreso junto a Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) en el intento de la formación independentista para implantar en la Comunidad Valenciana sus tesis catalanistas. Los diputados del PSOE votaron a favor de la proposición no de ley presentada por ERC en la Comisión de Cultura que reclamba al Gobierno que «adopte medidas normativas que faciliten que TV3 y Catalunya Radio puedan emitirse en la Comunidad Valenciana».

La propuesta fue rechazada gracias a la mayoría del grupo popular, que votó en contra al entender que «desde un punto de vista técnico resulta inviable por la escasez de espectro radioeléctrico». No obstante, más allá de los aspectos técnicos, la diputada del Partido Popular por la provincia de Valencia Belén Hoyo, que defendió la posición de su grupo, sostuvo que los populares «rechazan las intromisiones del independentismo catalán en la autonomía valenciana y los ataques a las señas de identidad valencianas».

De hecho, la propuesta de ERC –la formación que ha dado cobertura a la deriva secesionista de la Generalitat de Cataluña– indicaba que «el cierre definitivo de Radiotelevisió Valenciana, junto a la impuesta paralización de las emisiones de TV3 y Catalunya Radio, supone de facto la vulneración de los derechos de los catalanohablantes».

Respaldo residual

Los socialistas respaldaron estas tesis, que también contaron con el apoyo de los portavoces de Izquierda Unida, Convergència i Unió y UPyD.

La connivencia del PSOE con las propuestas de Esquerra Republicana de Cataluña en relación a la Comunidad Valenciana viene de lejos, a pesar de que la formación independentista apenas cosechó el respaldo del 0,45 por ciento de los votantes valencianos en las últimas elecciones autonómicas.

Así, en la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno, el grupo socialista respaldó las enmiendas a las Presupuestos Generales del Estado que presentó ERC dirigidas a nutrir de fondos a entidades que se dedican a promover el catalanismo en la Comunidad Valenciana.

Repetidores de ACPV

Una de ellas, Acció Cultural del País Valencià (ACPV), volvió a situarse ayer en el epicentro del debate. De hecho, la proposición no de ley presentada por ERC instaba al Gobierno a permitir que ACPV «desarrolle la gestión de los canales, como ha hecho históricamente» mientras «no se realiza la emisión normalizada de los distintos canales de radio y televisión de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals en la Comunidad Valenciana».

ACPV es una de las principales receptoras de ayudas públicas procedentes de la Generalitat de Cataluña, que el pasado mes de febrero abonó 715.000 para sufragar la cuota anual de su sede en Valencia. En su moción, los independentistas hacen alusión a la Carta Europea de las Lenguas Regionales o Minoritarias que, según sostuvieron, establece que las «autoridades públicas que, de manera directa o indirecta, tengan competencias, atribuciones o un papel que representar en dicho ámbito deben fomentar y facilitar la creación de, al menos, una emisora de radio y un canal de televisión en las lenguas regionales o minoritarias».

De acuerdo con los independentistas, «la pasividad del Gobierno español implica el incumplimiento de los compromisos adoptados en la Carta».

ERC emplea este argumento para equiparar, con el respaldo explícito del grupo socialista, el catalán con el valenciano, en contra de lo establecido por el Estatuto de Autonomía de la Comunidad Valenciana.

En la línea de Artur Mas

Con una justificación similar, el Gobierno que preside Artur Mas ha presentado una denuncia ante el Consejo de Europa contra el Ejecutivo valenciano por considera que «no respeta el catalán» ya que defiende la denominación de lengua valenciana y de Comunidad Valenciana –en lugar de «País Valenciano»–, conforme establece el Estatuto de Autonomía.

Al respecto, el PP, a través de la diputada Belén Hoyo, defendió ayer en el Congreso que Acció Cultural del País Valenciá estuvo realizando reemisiones ilegales en la Comunidad Valenciana de TV3 hasta febrero de 2011, y de Catalunya Ràdio y de Catalunya Informació hasta el pasado mes de enero (cuando se le informó desde el Ministerio de Industria de la apertura de un expediente sancionador).

Frente a las tesis de ERC, respaldadas por los socialistas y sus «socios» de Izquierda Unida, el PP replicó que «nadie de fuera de la Comunidad Valenciana tiene que darnos lecciones a los valencianos sobre nuestras señas de identidad, ni mucho menos una formación política como Esquerra Republicana de Catalunya que lo que pretende es la anexión de la Comunidad Valenciana y también de Baleares, y la creación de ese ente inconstitucional y utópico que son los países catalanes».

Toda la actualidad en portada

comentarios