conflicto lingüistico

La AVL se alía con el Instituto de Estudios Catalanes para promover la lengua propia

Las dos entidades organizan una jornada junto al Ayuntamiento de Alcoy y las universidades que critica a los Cuerpos de Seguridad por emplear el castellano

A. CAPARRÓS/D. MARTÍNEZ - Actualizado: Guardado en: Actualidad

En plena controversia por la definición de valenciano que establece su diccionario normativo y en el momento de mayor cuestionamiento en sus cerca de trece años de existencia, la Academia Valenciana de la Lengua (AVL) ha organizado una jornada de «sociolingüística» junto al Instituto de Estudios Catalanes (IEC) que tendrá lugar el próximo día 29 en la localidad de Alcoy, cuyo Ayuntamiento, gobernado por el PSPV con el apoyo de Esquerra Unida, también forma parte de los patrocinadores del evento.

Los organizadores critican el «empleo claramente insuficiente» del valenciano por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como en los Registros de la Propiedad o las notarías, entre otros.

Aunque el objetivo de la jornada, que lleva por lema «¿Tenemos una lengua invisible?» pasa por «analizar y debatir el uso del valenciano en los ámbitos en los que no ha accedido con normalización o resulta claramente insuficiente», la presencia del IEC entre los organizadores aviva la controversia abierta por la denominación oficial de la lengua.

La entidad con sede en Barcelona y nutrida de subvenciones públicas procedente de la Generalitat de Cataluña niega la entidad propia del valenciano y, sin embargo, camina de la mano de la AVL y de las cinco universidades públicas de la Comunidad Valenciana en unas jornadas que, precisamente, persiguen promover su uso.

Sin embargo, la definición de valenciano en el diccionario del IEC va más allá de la que estableció la AVL y sostiene que se trata de un «dialecto occidental del catalán que se habla en el País Valenciano». En otra acepción establece: «En el País Valenciano, lengua catalana». Con estos precedentes, el IEC se encuentra entre los organizadores de una jornada que inaugura el alcalde de Alcoy, Antoni Francés, quien en la línea del PSPV ha financiado actividades de sesgo catalanista a lo largo de su mandato.

La jornada también cuenta con la participación del Centro Ovidi Montllor de la localidad alicantina, una organización situada en la órbita de Acció Cultural del País Valencià (ACPV) y que, en consecuencia, defiende las tesis de la unidad lingüñistica del catalán y el valenciano.

Una máxima, a la que se ha sumado la AVL, que ha creado un grave conflicto institucional con la Generalitat. De hecho, el Ejecutivo que preside Alberto Fabra ha instado a la entidad normativa a que revise la definición que equipara el valenciano con el catalán.

Competencia normativa

Para ello, esgrime un informe elaborado por el Consell Jurídic Consultiu (CJC) que determina que la AVL no tiene competencias para establecer una denominación del valenciano distinta a la que marca del Estatuto de Autonomía, que fija que se trata de una de las dos lenguas oficiales de la Comunidad Valenciana. El pleno de la AVL, con su presidente Ramón Ferrer a la cabeza, ha optado por demorar su resolución respecto al requerimiento del Consell y mantiene en vigor su controvertida declaración.

Toda la actualidad en portada

comentarios