comunidad valenciana

Anna Lozabai, la modista 2.0

Una de las quince elegidas del Proyecto Lanzadera, inaugurará su web en breve y lanzará su primera colección en 2014

ROCÍO CARRIÓN - Actualizado: Guardado en: Actualidad

«Llevar la modista tradicional a las nuevas tecnologías». Esa fue la idea que Ana García –técnico superior de sonido– presentó y ha sido seleccionada, junto a otros catorce proyectos, para ser incubadas y aceleradas, entre 4.200 propuestas recibidas dentro del programa Lanzadera, impulsado por Juan Roig.

A partir de una «idea sencilla», el proyecto Anna Lozabai introduce una forma novedosa en la venta de moda por internet, ya que serán los consumidores «los que diseñen las prendas que luego adquieran, rompiendo barreras de tallaje y altura».

Ana García se encarga de la parte tecnológica y redes sociales, mientras Ana Lozano –su madre y pilar imprescindible del proyecto– ya gestiona patronistas y la compra de telas para poner en marcha la empresa. Gracias a Lanzadera, este proyecto emprendedor inaugurará su web en breve y lanzará su primera colección primavera-verano en 2014.

«La idea surgió hace dos años. Se me ocurrió llevar la figura de la modista tradicional a las nuevas tecnologías». Tras ganar varios premios en Madrid, recibir formación de e-commerce y con el proyecto hecho, «lo presenté, gustó la idea y aquí estoy», comenta esta joven emprendedora.

A partir de patrones sencillos, «siempre inspirados en las últimas tendencias», el usuario podrá modificar la forma de los modelos, el tallaje y el tejido. «Además, la plataforma permitirá la posibilidad de confeccionar a medida. A través de una herramienta, el usuario podrá medirse en casa, facilitarnos los datos y, a partir de ellos, se confeccionará la prenda», comenta Ana.

Lozabai se centrará, en su primera temporada, exclusivamente en ropa para mujer. «Aunque la moda de caballero es un mercado muy fuerte, de momento, queremos abarcar poco pero de calidad. Que la marca se conozca por el trabajo bien hecho y no por su venta masiva». Los diseños estarán dirigidos a mujeres de entre 30 y 50 años, con la idea de «devolver la moda de vestir bien, con ropa hecha a tu gusto, de calidad».

En la web, los patrones estarán explicados por tipos de cuerpo. Además, se creará una plataforma de consulta e intercambio de opiniones con las clientas «porque de las críticas y los comentarios se aprende y se mejora mucho».

Procedente de una familia también emprendedora, Ana García conoce el vértigo de arriesgar (y perder) con una empresa propia. Pese a todo, irradia ilusión y asegura no tener ningún miedo. «Llevo dos años apostando por una idea y cuando, de repente, llega alguien y te dice creo en tí, te puede la ilusión».

Toda la actualidad en portada

comentarios