Actualidad

Zamora protesta por la abundancia de Semana Santas Internacionales

Evita la declaración de Interés Turístico Internacional en su cartel porque otras lo logran «por teléfono»

VIKY ESTEBAN - Actualizado: Guardado en: Actualidad

Zamora ha decidido eliminar de su cartel anunciador de la Semana Santa 2013 el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Internacional como «protesta» por la proliferación de este tipo de concesiones a otras ciudades. El presidente de la Junta de Cofradías de Zamora, Antonio Martín Alén, explicó ayer durante la presentación del cartel elaborado por el escultor José Luis Alonso Coomonte que «ahora muchas declaraciones se están haciendo simplemente por teléfono».

La Semana Santa zamorana fue declarada de Interés Turístico Internacional en 1985 junto con Cuenca (1980), Málaga (1980), Sevilla (1980) y Valladolid (1980); se encontraba en el «top five» a nivel nacional. Sin embargo, desde que «esto es cosa de las autonomías se ha convertido en algo más político», señala Martín Alén desencantado con el hecho de que en la actualidad haya 18 semanas de pasión en España con este mismo título. Las últimas en Castilla y León en recibir este reconocimiento han sido: Palencia (2012), Medina del Campo (2011), Medina de Rioseco (2009), Salamanca (2003) y León (2002).

«La mejor Semana Santa del mundo es la de Zamora y no lo digo porque yo sea de Zamora, sino que personalidades como José Luis Alonso Ponga -director de la Cátedra de Estudios sobre la Tradición y del Centro Internacional de Estudios sobre la Religiosidad Popular La Semana Santa de la Universidad de Valladolid- también lo ha dicho. Es que cuando llega la Semana Santa a Zamora la ciudad se vuelca, las calles se paralizan, la gente cambia sus hábitos de vida, la plasticidad de esta Semana Santa es verdaderamente castellana, el silencio es rotundo…Antropológicamente esta Semana Santa es la más importante», afirma el presidente de la Junta de Cofradías de Zamora.

En este sentido, insiste que es «la mejor de Castilla y León» porque es la que respeta de forma más escrupulosa el sentimiento castellano, mientras que otras «cada vez copian más cosas de Sevilla». Lo más justo para Martín Alén es que se establezca un nuevo «segmento» donde pueda englobarse la Semana Santa de Zamora, junto con las que realmente lo han conseguido «por méritos propios». Más allá de la polémica, el autor del cartel, José Luis Alonso Coomonte, explicó el significado del cartel en el que aparece un círculo que se asemeja a una corona penitencial con 16 púas a modo de caperuzas que simbolizan las cofradías que integran La Pasión zamorana. Según detalló en la presentación «lo redondo» es lo que mejor identifica a la ciudad «porque Zamora es redonda», y también a la Semana Santa, representada en el canto del Miserere.

Toda la actualidad en portada

comentarios