Arqueología

Descubren una tumba de hace 4.000 años en Terrinches

ABC CIUDAD REAL
Actualizado:

Los arqueólogos que trabajan en la campaña de excavaciones de primavera en el Castillejo del Bonete, el yacimiento de Terrinches, han descubierto una tumba de 4.000 años de antigüedad en perfecto estado de conservación, según dio ayer a conocer el alcalde de esta localidad, Nicasio Peláez.

El hallazgo se ha producido nada más comenzar la campaña y según los directores de la excavación, Luis Benítez de Lugo Enrich y Norberto Palomares Zumajo, es algo inusual debido a que los restos se encuentran intactos. «Lo normal es encontrar los huesos humanos removidos y mezclados. Son escasos los difuntos encontrados en aquella posición en la que fueron enterrados. De hecho, sólo hay una tumba así. Todos los demás restos humanos se han encontrado removidos de alguna forma», afirman.

Lo habitual en el 2.000 antes de Cristo era coger los huesos enterrados para, una vez descarnados, depositarlos ceremonialmente en otro lugar junto con algo de ajuar, un ritual que incluía comida y bebida. «En el caso de este hallazgo llama la atención el cuidado con el que fue construida esta tumba individual, que ha permanecido intacta hasta nuestros días», sostienen.

El hallazgo de esta campaña, la segunda de 2015, está siendo documentado minuciosamente, a fin obtener toda la información posible. Ya en las excavaciones de invierno el equipo de investigadores trabajó dentro de la cueva y avanzó en el conocimiento de este santuario prehistórico al que llegaban personas de todos los pueblos de alrededor a realizar sus ritos y venerar a sus muertos. «Castillejo del Bonete era un centro religioso y espiritual en el sur de la Meseta», indican tanto el alcalde como los arqueólogos.

Esta semana el Ayuntamiento de Terrinches ha comenzado, además, otra campaña de empleo femenino en las termas romanas de La Ontavia.