Convenio con la ONCE

320 estudiantes ciegos recibirán educación individualizada

Actualizado:

El consejero de Educación, Cultura y Deportes del Gobierno regional, Marcial Marín, y el delegado territorial de la ONCE en Castilla-La Mancha, Antonio Cebollada, firmaron ayer la renovación del convenio de colaboración para la atención del alumnado con ceguera o deficiencia visual grave del que se verán beneficiados hasta 320 estudiantes.

Con la renovación del convenio, este curso 320 estudiantes con discapacidad visual recibirán una atención educativa especializada, individualizada e integradora, que les impartirán los 24 profesionales de la ONCE y de la Consejería de Educación que integran el Equipo Específico de Atención Educativa.

En este sentido, Marín lo definió como «un convenio de éxito y de garantía de futuro para todos estos alumnos» y valoró el trabajo en equipo se está haciendo desde hace varios años y que ha dado sus frutos, porque «el éxito escolar es significativo».

«Sin duda hemos dado en la diana», consideró Marín, quien no obstante abogó por seguir trabajando «y no conformarse aunque la cifra de abandono sea muy pequeña, la más baja de toda de España y más baja que la media europea».

Asimismo, agradeció a la ONCE «su labor social, su afán de superación» y el equipo profesional y humano que pone para el desarrollo de esta educación especializada.

Por su parte, Cebollada resaltó que es «un paso muy importante en lo que supone la educación inclusiva», es decir, «que los alumnos puedan ir con los apoyos necesarios a los colegios de su pueblo, de su ciudad o de su barrio, con las personas con las que luego van a convivir.

Calificó de «fundamental» esta apuesta por la educación inclusiva que hace la ONCE, con el apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Por otro lado, el consejero Marín destacó que la tasa de abandono escolar de los alumnos ciegos y con deficiencia visual severa de Castilla-La Mancha es tres veces inferior a la media española de abandono escolar y está dos puntos por debajo de la media europea.

El titular de Educación dijo que la tasa de abandono prematuro de alumnos castellano-manchegos con estas características que no acaban la ESO en este caso es del 9,6%, cuando el abandono general de la región está cerca del 26,5 % y en España en el 23%.

También está dos puntos por debajo de la media europea, que se sitúa en el 11,9%, de acuerdo con el último informe de la agencia comunitaria de estadística Eurostat. Estos buenos resultados se deben a la labor conjunta del Gobierno regional y de la ONCE.