Jazztel, Bimbo e Inditex: inversión en Guadalajara pese a la crisis

Las tres multinacionales crearán centenares de trabajos en la provincia

Actualizado:

Imágenes como la del pasado viernes en Cabanillas del Campo, en las que 5.000 personas acudían al polideportivo municipal para informarse sobre los 500 nuevos trabajos que ofrecerá la nueva plataforma de distribución del grupo Inditex en la localidad, no es la primera vez que se dan en Guadalajara durante la crisis ni la última que se volverán a producir. Porque poco a poco parece que las empresas se vuelven a asentar en los polígonos del Corredor del Henares, antaño referencia de la logística nacional y en donde en otros tiempos —a los que empiezan a parecerse estos— se multiplicaban las empresas y los puestos de trabajo.

La empresa de telefonía Jazztel anunció en 2012, junto con Inditex, que abriría una empresa en Guadalajara. En concreto, Jazztel inauguraría la primera centralita en España, ya que la mayoría de estas empresas apuestan porque sus llamados call centers estén en países como Argentina, Colombia o México. Al igual que ocurrió en Cabanillas, el Ayuntamiento de Guadalajara cedió el Centro Municipal Integrado Eduardo Guitían para que la empresa impartiese los cursos formativos, así como la Oficina Local de Empleo y Desarrollo para la preselección de los candidatos. Ese mismo año la empresa contrataba a 200 personas que atenderían llamadas de sus clientes desde el Edificio Europa de Cuatro Caminos, en la capital arriacense. Desde entonces, Jazztel ha sido una de las empresas que más ofertas de trabajo ha seguido lanzando, en apenas un año de vida.

500 empleos en Inditex

En las mismas fechas, Inditex anunció que también había elegido Guadalajara para su próxima plataforma de distribución. Sería una fábrica logística en la que, básicamente, se recepciona el pedido de fábrica, se clasifica y se distribuye por todo el mundo. El proyecto de Amancio Ortega, que ya se está construyendo en el polígono de Cabanillas del Campo, es mucho más ambicioso que el de Jazztel: una superficie de 300.000 metros cuadrados con un centro logístico de 70.000 que creará alrededor de 500 empleos y que supondrá una inversión de 150 millones de euros.

Estas cifras, que pueden llegar a marear a más de uno, fueron las que atrajeron a millares de personas hasta el afortunado pueblo que albergará la que quizá es la empresa española más importante del mundo. Inditex tiene previsto que la plataforma se ponga en marcha en junio del año que viene, por lo que la selección de personal estará lista un mes antes. En tan solo un par de días desde que se pudieran dejar los currículos en el Ayuntamiento del municipio, decenas de personas ya han acercado sus datos para poder optar a uno de esos empleos prometidos.

Pero ahí no se acaba la «suerte» de Guadalajara en la implantación de grandes empresas en sus terrenos. La panadera Bimbo anunció el pasado mes de octubre que ha elegido el polígono azudense de Miralcampo para instalar su nueva fábrica. No es casualidad que el grupo haya escogido Guadalajara, ya que construirá la nave en los terrenos colindantes a la fábrica de Primad, la filial que produce su marca blanca.

Aunque aún se desconoce la inversión total del proyecto o el número de puestos de trabajo que generará, desde la empresa si han confirmado que se quiere dar comienzo a las obras a mitad de 2014 para comenzar a pleno rendimiento en 2015. Es posible que se vuelvan a dar imágenes como la del pasado viernes en Cabanillas, que por un lado, ponen de manifiesto el grave problema que aún existe con el paro en España y, por otro, la ilusión de miles de personas por ocupar uno de esos cientos de puestos de trabajo que en los últimos años se están generando en Guadalajara gracias a la inversión de estas empresas.