Salgado: «Ni recesión ni más ajustes»

La vicepresidenta volvió a negar que España necesite un rescate financiero

ABC
MADRID Actualizado:

La vicepresidenta primera del Gobierno, Elena Salgado, salió ayer al paso de las catastrofistas declaraciones de su hasta hace unos meses colega del Consejo de Ministros de Economía de la Unión Europea, el Ecofin, Christine Lagarde, al asegurar que España no va a entrar en recesión aunque, añadió a renglón seguido, «nuestro país no es ajeno a a la incertidumbre sobre el crecimiento de las economías desarrolladas, principalmente de los países que tienen que acudir a los mercados para financiar su deuda», en unas declaraciones en la Cadena Ser.

Salgado, no obstante, reconoció «dificultades generalizadas» en toda la Eurozona, incluyendo a la banca alemana, una situación que se remonta a los primeros días del pasado mes de agosto y al «gran nerviosismo» vivido por el incremento de la prima de riesgo de España con respecto al bono alemán.

La vicepresidenta para Asuntos Económicos se alineó con la tesis del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en el sentido de que Europa sufrirá una desaceleración del crecimiento y que, al contrario de la previsión del Gobierno, «en estos momentos no se ve que el segundo trimestre de 2011 será mejor que el primero».

Fundamentos económicos

En relación a las especulaciones sobre un posible rescate financiero de España por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario, Salgado aseguró que «está fuera de toda razón» y lo descartó «absolutamente» pese a las actuales turbulencias en los mercados de deuda pública, que han disparado el diferencial de deuda de los bonos de deuda españoles a 10 años por encima de nuevo de los 300 puntos básicos. «La prima de riesgo de la deuda española está por encima de lo que justifican los fundamentos de la economía y no debería superar los 150 puntos básicos».

En el terreno político PSOE y PP se volvieron a enzarzar ayer en el Congreso a cuenta de la suspensión de la comparencencia de Salgado para explicar el Programa de Estabilidad a petición del propio partido socialista, quien propuso que Salgado fuera sustituida la próxima semana por Diego López Garrido, secretario de Estado para la UE.