SEGURIDAD AÉREA

Lufthansa apoyará a las aerolíneas españolas en su queja por los retrasos

MARIO S. GUILLÉN
MADRID Actualizado:

El director general para España y Portugal de Lufthansa, Stephan Semsch, ha asegurado en declaraciones a ABC que su compañía se encuentra «muy preocupada» por los retrasos que se vienen produciendo en los aeropuertos españoles de forma sistemática, con Tenerife Sur, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid-Barajas como los líderes en este aspecto.

El directivo norteamericano, quien dirige el negocio en la Península Ibérica de la antigua aerolínea pública germana, asegura que su empresa «apoyará a las compañías españolas» en la queja formal que han elevado ante la Agencia de Seguridad Aérea, tal y como informó ABC la semana pasada.

«Los retrasos en España afectan mucho a nuestros “hubs” en Fráncfort y Munich, que son muy dependientes de las conexiones. Por ello, es muy importante que se opere de forma puntual, ya que los retrasos son muy costosos», ha asegurado Semsch. El directivo norteamericano destaca que «si aeropuertos de Tenerife o Las Palmas tienen retrasos, se lo pueden permitir pero si un gran aeropuerto como Madrid o Barcelona los tiene, no, porque son destinos de negocio que además afectan a otros en todo el continente».

Abiertos a otras iniciativas

El grupo germano asegura por tanto que «siempre apoyaremos las medidas que den más eficiencia al sistema, tanto si es a través de una queja formal como de otras iniciativas de las aerolíneas, ya que a todas nos interesa que se opere con eficiencia».

El grupo Lufthansa (con compañías como Brussels y Austrian Airlines) operará este verano 635 vuelos semanales desde once ciudades en España y Portugal, destacando por este orden Barcelona, Madrid y Lisboa, por lo que está interesado en tratar de evitar los problemas que cíclicamente sufre el transporte aéreo en la época estival.

Hay que tener en cuenta que nuestro país es el segundo de Europa (después de Reino Unido y antes del gigante alemán) que más pasajeros mueve con el transporte aéreo ya que es un gran centro turístico. Por ello es un mercado estratégico para Lufthansa y otras compañías aéreas del continente.

Como hemos informado en estas páginas, el ministro de Fomento, José Blanco, ha admitido esos retrasos y ha anunciado un plan de choque para finales de este mes.