INCENDIO FORESTAL

En libertad tras pagar la fianza el vigilante acusado del fuego en Los Ancares

Actualizado:

PONFERRADA

La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 8 de Ponferrada (León) dejó en libertad al celador forestal Alberto G. G., acusado por la Guardia Civil de ser el presunto autor de uno de los incendios que calcinó más de 300 hectáreas en la Reserva Natural de la Biosfera de Los Ancares leoneses, después de que éste abonara ya los 10.000 euros que se le habían impuesto como fianza, si bien deberá personarse periódicamente en el juzgado de Ponferrada, según informa Ep.

El hombre fue identificado por varios vecinos de los pueblos de Tejeira y Porcarizas como la única persona que pasó con un todoterreno por la pista forestal coincidiendo con las horas en las que se originaron varios focos de fuego a la vez en este entorno. Se da la circunstancia que Alberto G. G. es el responsable de la vigilancia de la caza en esta zona de Los Ancares. Según la denuncia de la Guardia Civil, el presunto autor de las llamas mantenía una disputa con otros agentes medioambientales de la Junta de Castilla y León para ser el máximo responsable de la vigilancia en la zona.