Focos actuales para un virus pretérito

En varios barrios deprimidos de Sevilla se cuentan este mes hasta 470 afectados y en Granada hubo 40 en 2010

CÓRDOBA Actualizado:

Pese a tratarse de una enfermedad que desde hace años apenas tiene incidencia por la efectividad de las vacunas, los brotes de sarampión han saltado a la primera plana de la actualidad en tiempos recientes como si fueran un aviso de que la protección ante determinadas infecciones nunca está asegurada del todo. Esta misma semana, por ejemplo, se ha dado en Sevilla un caso muy similar al de Rute. Sin ir más lejos, la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía informó hace dos días de que son ya 471 los afectados. Hasta el momento, y desde que el pasado mes de enero se detectaron los primeros casos en la localidad de San Juan de Aznalfarache, se han localizado cinco focos más en otros tantos pueblos sevillanos, que son, Tomares, Mairena, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra.

Refuerzo de la campaña

En el caso de la capital hispalense, aunque hay algunos casos aislados en otros puntos de la ciudad, los principales focos de sarampión se localizan en zonas deprimidas, tales como el Polígono Sur, Letanías, La Plata, Torreblanca y Las Candelarias. Como en Rute, Salud ha decidido reforzar su campaña de vacunación.

Las medidas que ha tomado la Administración autonómica en Sevilla coinciden con las de Córdoba, ya que como los niños menores de seis meses están inmunizados de forma natural, es a partir de ese tiempo y hasta los 15 meses cuando se recomienda que reciban la primera dosis, que se suministra en los centros de salud; la segunda dosis, igual de importante que la primera, debe hacerse a partir de los 15 meses. En el caso de un adulto, si ha estado o cree haber estado en contacto con un enfermo de sarampión, y no está, o no recuerda, estar vacunado, debe de acudir a su centro de salud, donde pueden suministrarle una dosis.

El de Sevilla no es el único caso reciente, porque en noviembre del año pasado ya se registró en un colegio del Albaicín de Granada un brote de sarampión que afectó a 36 personas, en su mayoría menores que no fueron vacunados o que no completaron las dos dosis de vacuna necesarias. La enfermedad se extendió al exterior del centro educativo de la capital nazarí, hecho que alarmó a la Administración autonómica y que la forzó a adelantar la vacunación a niños de seis meses para evitar más riesgos. Al menos doce personas, entre niños y adultos precisaron un ingreso hospitalario para recuperarse del mal que les había causado el sarampión.