Fallece el empresario Pedro Bores en un accidente de caza

El impulsor de Puerto Sherry y yerno del abogado Antonio de la Riva tenía 62 años

CÓRDOBA/CÁDIZ Actualizado:

Un accidente de caza acabó ayer con la vida del empresario sevillano Pedro Bores, cuyo cadáver fue hallado junto a su rifle en la finca Pedrique, de su propiedad y situada en los términos municipales de Espiel y Obejo. El suceso fue descubierto hacia las diez de la mañana, cuando miembros del Servicio de Protección a la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil recibieron el aviso de que en la citada finca, bajo una encina, se encontraba el cuerpo inerte de un hombre. Los agentes se desplazaron hasta la finca y comprobaron que el hombre yacía cadáver y presentaba una gran mancha de sangre en la zona derecha del tórax. A un metro del cuerpo fue encontrado un rifle con mira telescópica.

La inspección ocular llevada a cabo por los agentes apunta a un desafortunado accidente de caza, si bien está previsto que hoy se le practique la autopsia que ratifique esta versión. Según explicaron a ABC algunos familiares, el empresario iba con varios amigos para hacer labores de descaste en la finca cuando, al caminar a distancia de sus acompañantes, tropezó con una piedra con tan mala fortuna que se le disparó el arma, produciendo el tiro que resultó mortal.

Pedro Bores Saiz, de 62 años, era un destacado empresario y miembro de una conocida familia sevillana entre cuyos hermanos se encuentra el prestigioso abogado Jesús Bores.

Tras una vida dedicada a diferentes negocios, Pedro Bores se encontraba desde 2008 muy ilusionado con su proyecto de relanzamiento de Puerto Sherry junto a su socio Joaquín Rivero, por lo que la noticia del fallecimiento fue ayer muy sentida en El Puerto de Santa María, cuyo alcalde, Enrique Moresco, mostró públicamente sus condolencias por el trágico suceso.

Además de aficionado a la caza, Bores era un gran amante del arte, con una coleción entre cuyos cuadros destacan algunas pinturas de Francisco Bores, afamado pintor de la Escuela Parisina coetaneo de Federico García Lorca y Juan Gris.

Estaba casado con María del Valle de la Riva, hija del conocido abogado cordobés Antonio de la Riva, y deja cuatro hijos. Hoy se celebrará una misa por su eterno descanso en el Tanatorio de las Quemadas de Córdoba. El sepelio es a las 13.00 horas.

La noticia sentó ayer como un jarro de agua fría entre el empresariado gaditano y sevillano, así como entre las autoridades que han trabajado codo con codo con él para poner en pie de nuevo el complejo turístico de Puerto Sherry. Cabe recordar que en 2008 la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz levantó el secuestro administrativo a la empresa y realizó una concesión administrativa en favor de Marina del Puerto, firma de la que son copropietarios Pedro Bores y Joaquín Rivero.

Ambos se han ido turnando desde 1998 en la gestión y complicada tramitación de Puerto Sherry, un ambicioso proyecto que retomó el rumbo hace un par de años. Marina del Puerto adquirió el compromiso de finalizar las obras del segundo hotel que quedó a medias en 2001 y se comprometió a la construcción de un aparcamiento y a la ampliación de la lámina de agua.

El objetivo era aumentar 900 atraques para yates de 12 metros en una nueva dársena exterior. Puerto Sherry siguió vinculado a Puertos a través de José Luis Tejada Márquez, director económico y financiero de la propia Autoridad Portuaria, que pasó a trabajar para Marina del Puerto, ocupando el puesto de gerente.

Se da la circunstancia de que Bores fue objetivo de la banda terrorista ETA en el año 1996.