Europa fijará la quita de la deuda griega entre el 30% y el 50%

Acuerdo en Eslovaquia para aprobar antes del viernes la ampliación del fondo de rescate

Actualizado:

MADRID

Al mismo tiempo que la Unión Europea intenta encontrar un consenso para la recapitalización de su sector bancario, la situación de Grecia sigue empeorando, y sobre todo para los bancos tenedores de sus títulos de deuda. Todo parece indicar que se ha impuesto finalmente la tesis de Alemania y que la quita no será del 21%, como se había pactado en julio, sino que se situará entre el 30 y el 50%, según fuentes comunitarias.

Las razones de este aumento sustancial de la quita que tendrían que asumir los bancos que tienen posiciones en Grecia, en su mayoría franceses y alemanes, hay que buscarlas en la recesión profunda en la que está sumida la economía helena, incapaz de generar ingresos para hacer frente a sus pagos, y en la imparable carrera.

El ltimo informe de la «troika» formada por el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea señala que la economía griega no volverá a crecer hasta el año 2013, frente a la previsión anterior de que el país heleno volvería a la senda prevista de volver a tasas positivas de PIB en 2012.

La Unión Europea acordó en julio el segundo rescate de Grecia por importe de 109.000 millones de euros, en el que participará también el Fondo Monetario Internacional (FMI) con la tercera parte del total. Además, en esa reunión se acordó que el sector bancario privado tenedor de deuda helena accediera, «de manera voluntaria», a perder el 21% del valor de los títulos de deuda, porcentaje que ahora se podría elevar también «de manera voluntaria» hasta el 50%, como había pedido Alemania. El matiz de la voluntariedad no es baladí ya que de no ser así Europa estaría ante la quiebra de un país de la eurozona.

El mencionado 21% se valoró en julio en alrededor de 50.000 millones de euros, por lo que si finalmente la quita llega al 50% la pérdida directa para la banca rebasará con creces los 100.000 millones de euros.

Mientras tanto, el rimer inistro griego, Yorgos Papandreu, declaró ayer ante su Consejo de Ministros que Grecia continúa negociando con sus socios de la eurozona para la reducción de su deuda , esperando soluciones valientes de la cumbre de la UE del día 23 de octubre que considera crítica y de la reunión de G-20.

Entre tanto, la prioridad del obierno es implementar lo antes posible las ltimas reformas negociadas con la troika para conseguir la concesión de la sexta parte del rescate, esos 8.000 millones de euros que el Estado griego necesita desesperadamente a partir del 1 de noviembre para pagar sus sueldos y pensiones recortadas de nuevo, informa desde Atenas Begoña Castiella.

Por otra parte, el futuro de la ampliación del Fondo Europeo de Estabilización Financiera (EFSF en sus siglas en inglés) se ve un poco más claro después del acuerdo político alcanzado en Eslovaquia. El Parlamento de ese país tiene previsto aprobar la ampliación del Fondo antes del viernes tras el acuerdo alcanzado entre los tres partidos de la coalición de Gobierno y de la oposición de izquierda a cambio de elecciones anticipadas en el país, posiblemente en marzo de 2012. Eslovaquia era el último país de los diecisiete del euro en ratificar la ampliación de la capacidad operativa del Fondo de Rescate de la eurozona hasta los 440.000 millones de euros a partir de 2012.