WAL MART GANA A UN MILLÓN Y MEDIO DE EMPLEADAS

EE.UU. desestima la mayor demanda colectiva por discriminación sexual

MADRID Actualizado:

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha rechazado una demanda colectiva por discriminación sexual contra Wal Mart, una clara victoria para la empresa en un caso que se ha convertido en un símbolo de la lucha contra la discriminación laboral. La demanda en esta cadena de tiendas minoristas, la mayor del mundo, comenzó en 2001 por seis mujeres que denunciaron discriminación tanto en las promociones como en las remuneraciones. Medio millón de empleadas se sumaron más adelante. Y las demandas siguieron creciendo hasta que un juez convirtió la denuncia en una demanda colectiva de 1,6 millones de empleadas y ex trabajadoras de la cadena.

Pero los jueces del Supremo dictaminaron ayer que en este caso no cabía una demanda colectiva, en línea con lo que había argumentado este gigante de la distribución comercial. Los abogados de las demandantes debían probar que existiese una política general en Wal Mart que discriminara a las mujeres.

Cerrada la puerta de la demanda colectiva, ahora las afectadas podrán seguir la batalla con querellas individuales. Nada más conocerse el fallo, la cotización de Wal Mart subió en la Bolsa de Nueva York.

Más allá de Wal Mart todo tipo de empresas, especialmente las que aplican algún criterio discriminatorio por razón de raza, sexo, u origen nacional, tenían un interés en este caso. Entre las firmas que afrontan querellas por discriminación por género que han tomado forma de demanda colectiva se encuentran la aseguradora Cigna, el banco Goldman Sachs, la farmacéutica Bayer AG o la informática Toshiba.