EN LAS ÚLTIMAS SEMANAS

Descubren 30 parejas de hecho de inmigrantes fraudulentas

Actualizado:

ALBACETE

La Policía Nacional ha descubierto la existencia de 30 uniones de hecho de conveniencia realizadas en Albacete durante las últimas semanas y no descarta que se sumen nuevos casos relacionados, siempre con ciudadanos extranjeros que quieren regularizar su situación en el país.

Según informó ayer la Comisaría en un comunicado, estas 30 uniones de hecho fraudulentas se han destapado en la investigación de 32 uniones, de las cuales solo dos han resultado ser verdaderas, y se ha imputado a 28 personas por estos hechos.

Además de la imputación de 28 personas, la actuación policial ha resuelto la expulsión de dos extranjeros y se han instruido 14 expedientes por infracción de la Ley de Extranjería.

Las multas pueden alcanzar la cantidad de 10.000 euros.

En uno de los casos que se ha tramitado como delito, tres mujeres que residían en la población toledana de Numancia de la Sagra —dos de ellas hermanas— se empadronaron en Albacete para formalizar la unión de hecho con tres ciudadanos de Malí.

A cambio de 1.000 euros

En dos de los casos, las mujeres reconocieron haber accedido a la unión a cambio de cantidades que rondan los 1.000 euros, y nunca llegaron a residir en Albacete.

Otros casos, informa la Policía, son de mujeres de nacionalidad rumana que se unen en el Registro de Parejas de Hecho con inmigrantes procedentes de Malí y Senegal y en uno de esos casos han comprobado que la mujer estaba ya casada.

Asimismo, los agentes detectaron otras uniones de ciudadanos subsaharianos y españoles del mismo sexo, que también han resultado ser fraudulentas.

Según la Policía, con los cambios legislativos operados, una unión de hecho con un ciudadano español o integrado en el régimen comunitario basta para conseguir un permiso de residencia de familiar, y ese hecho ha producido «un incremento significativo» de solicitudes. Para la Policía, estos casos podrían incluso ser constitutivos de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal. Todos presentan «patrones comunes», e incluso hay varios domicilios donde se empadrona más de una pareja.