Un brote de sarampión en Rute obliga a vacunar a todos los bebés de 6 meses
Una profesional sanitaria vacuna en su consulta médica a un niño con pocos meses - ARCHIVO

Un brote de sarampión en Rute obliga a vacunar a todos los bebés de 6 meses

Al menos hay 12 afectados por la infección, detectada cuando hace diez días ingresó en el hospital de Cabra un niño procedente de una guardería

CÓRDOBA Actualizado:

La alarma ha cundido en la localidad de Rute a cuenta del diagnóstico de un foco de sarampión, del que se tuvo la primera noticia hace diez días al ingresar en el Hospital Infanta Margarita de Cabra un niño con esta enfermedad infecciosa. Desde entonces, ha habido al menos doce personas más que han precisado atención médica para tratarse de esta afección, algunas de las cuales siguen hospitalizadas pero fuera de peligro y con una evolución positiva. La Delegación de Salud de la Junta de Andalucía informó ayer de que la situación de riesgo en Rute ha obligado a activar un protocolo de seguridad que consiste en rebajar la edad a la que se administra la vacuna triple vírica, que es la que protege del sarampión además de la rubeola y las paperas. Los bebés reciben a los quince meses de edad. Ahora, Salud la ha adelantado a los seis meses.

El primer caso se diagnosticó cuando un niño de etnia gitana ingresó en el Hospital Infanta Margarita con pintas en la piel y fiebre alta. Sus padres informaron de que el menor no estaba vacunado del sarampión, por lo que el personal facultativo comenzó a realizar pruebas específicas que confirmaran sus sospechas de que el cuadro que presentaba podía ser sarampión. Una muestra de esas pruebas fue enviada por el personal médico al laboratorio del Hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde los análisis concluyeron que, en efecto, la enfermedad que padecía el menor era sarampión.

A partir de ahí los acontecimientos se sucedieron con rapidez: al tiempo que el primer niño diagnosticado se recuperaba bien de la enfermedad comenzaron a llegar al Hospital Infanta Margarita tanto menores como adultos con manchas en la piel y con fiebres altas, algunos de los cuales han de quedar ingresados. A todos ellos se les cogieron muestras para enviarlas a Granada, pero los resultados de sus análisis aún se desconocen. Pronto se comprobó que entre todos los afectados había un vínculo claro: una guardería de Rute, en la que recibían cuidados la mayoría de los afectados por el brote.

A la alarma que se ha generado en el municipio se ha unido la que ha cundido en el propio Infanta Margarita, donde los profesionales sanitarios han tomado medidas de prevención para evitar contagiarse de una enfermedad cuya frecuencia es muy baja debido a la universalización de su vacuna. Mientras tanto, en la localidad de la Subbética donde se ha diagnosticado el foco de la enfermedad el Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha redoblado sus esfuerzos para vacunar a todos los bebés con más de seis meses, pertenezcan o no al círculo de influencia de la guardería a la que acudía el niño de etnia gitana a quien se le diagnosticó hace diez días el primer caso de sarampión.