El archivo de expedientes disciplinarios arroja más dudas en el «caso Imdeec»
Los ediles de Empleo y de Hacienda, ayer, antes del inicio del consejo rector del Imdeec - ROLDÁN SERRANO

El archivo de expedientes disciplinarios arroja más dudas en el «caso Imdeec»

Se investigó por dos veces la posible alteración de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) por dos empleados; se detectaron «indicios racionales» de irregularidades, pero se dio carpetazo

CÓRDOBA Actualizado:

El Ayuntamiento de Córdoba abrió en mayo pasado, con IU y PSOE aún al frente, expediente disciplinario a tres trabajadores del Instituto Municipal de Empleo (Imdeec) para averiguar si modificaron la propuesta de Relación de Puestos de Trabajo (RPT) del organismo en su beneficio para cobrar más cuando ésta se aprobara. Sin embargo, y pese a que el instructor pidió en julio una ampliación de plazo para seguir investigando, el nuevo gobierno municipal del PP siguió la recomendación final del técnico y en octubre, cuando ya había un primer informe de Intervención detectando las irregularidades ahora conocidas, los procesos a estos dos empleados se archivaron mientras que para una tercera sigue abierto.

Respecto al sobreseimiento, el gobierno local se limitó a decir ayer que acata lo que le proponen los instructores. Las razones reales no pueden trascender al público por una supuesta confidencialidad. Sendos expedientes se abrieron después de que se realizara una información reservada donde se detectaron presuntas irregularidades que derivaron en los citados procesos disciplinarios.

Fuentes del Imdeec explicaron que la propuesta de RPT, elaborada en 2010 por una empresa externa (AFHA) y a partir de la que se fijan los sueldos, desencadenó el encargo por el entonces presidente de este organismo municipal, el socialista Valentín Priego, a un alto funcionario de una información reservada (investigación interna) sobre tres trabajadores del Imdeec.

Según estos interlocutores, lo que buscaba esta inspección era saber «si estas personas habían manipulado» la documentación entregada por la firma AFHA para que los puestos que ellos ocupaban tuviesen en la nueva RPT «retribuciones más altas de las que les hubieran correspondido de acuerdo» a las labores que estaban realizando. De los tres afectados, dos son funcionarios del Ayuntamiento y otra es funcionaria dependiente del Gobierno central, aunque asignada a la Administración Local.

De hecho, el devenir de sus casos difiere. En cuanto a los funcionarios municipales, adscritos al Imdeec —ambos en la órbita sindical—, cuando finaliza la información reservada sobre ellos, el entonces edil de Empleo decidió llevar a la Junta de Gobierno Local el 13 de mayo una moción para abrirles sendos expedientes disciplinarios. Su iniciativa se aprobó. Los motivos para incoarlos fueron «determinar las posibles irregularidades que pudieran derivarse y propuesta de sanción/es, en su caso, por posible falta disciplinaria». Ello se debe, seguía dicha moción, a que «hay indicios racionales de un comportamiento contrario al código ético recogido en el Estatuto del Empleado Público».

Con el PP ya al frente del Ayuntamiento, la Junta de Gobierno Local aprobó el 1 de julio la petición del instructor de estos dos expedientes para que se le prorrogara el plazo de formulación del pliego de cargos.

Y tardará meses en volver a saberse algo al respecto. De hecho, en ese intervalo de tiempo llega a la Intervención la auditoría sobre el Imdeec para el periodo 2006-2010 elaborada por Key Soluciones. En concreto, la recibe el 14 de septiembre. Incluso este órgano fiscalizador municipal prepara un primer informe, con fecha 5 de octubre, sobre las irregularidades detectadas: abono de retribuciones fuera de convenio o no respetar los principios de mérito, igualdad y capacidad al cubrir plazas.

Aunque dicho informe ya detecta éstas y otras anomalías —si bien de la propuesta de la RPT de 2010 no trata, ya que nunca llegó a aprobarse—, el instructor del expediente propone el 28 de octubre a la Junta de Gobierno Local archivar los expedientes.

Fuentes del gobierno local se limitaron a señalar ayer que cuando el instructor plantea el sobreseimiento, «ni nos metemos a mirarlo». A la Junta de Gobierno Local le cabe la posibilidad no seguir la decisión que le eleven, aunque debe motivar por qué.

En cuanto a la tercera involucrada, los citados interlocutores en el gobierno municipal indicaron que su expediente disciplinario sigue abierto y está «pendiente de que el instructor lo resuelva». Se da la circunstancia de que esta funcionaria dependiente del Gobierno central en septiembre fue seleccionada para cubrir un alto cargo en el Ayuntamiento en un proceso por el sistema de libre designación, con lo que dejó el Imdeec.

Y la proposición de RPT en 2010 está también en el origen de la auditoría del Imdeec. A partir de ella, la Intervención realizó un informe, que se hizo público este mes detectando las reseñadas irregularidades. El órgano fiscalizador municipal, tras inspeccionarla en junio de 2010, le dio el visto bueno. Pero, como reconoce en el informe que se acaba de conocer, la «elevada puntuación dada a diversos puestos de trabajo en comparación a otros de misma o superior categoría» le llevó a un «breve análisis» de las nóminas en el Imdeec. Y en él vio «discordancias entre las retribuciones y posiblemente las cantidades percibidas» en algunos casos. A partir de ahí (enero de 2011), solicitó que una empresa hiciera una auditoría externa.