La Tierra se sitúa hoy en su punto más alejado del Sol
La Tierra se sitúa hoy en su punto más alejado del Sol - Fotolia

La Tierra se sitúa hoy en su punto más alejado del Sol

Nuestro planeta se moverá hasta 3.600 km más despacio debido a la mayor distancia durante el afelio

MadridActualizado:

La Tierra atravesará este viernes, 6 de julio, su punto más alejado del Sol en su órbita de este año 2018, un hito astronómico que se conoce como afelio y que tiene lugar cada año entre el 2 y el 7 de julio.

El momento exacto de mayor separación se producirá a las 18.47 hora peninsular española, cuando la Tierra y el Sol se encuentren a 152.095.566 kilómetros entre sí, según informa Earth Sky (En el afelio del año pasado, el 3 de julio de 2017, la Tierra estaba un poco más cerca, a 152.092.504 km). El motivo es que la órbita de la Tierra es elíptica, no circular. Por eso, hoy estamos a unos 5 millones de km más lejos del sol que dentro de seis meses, en enero, cuando se produzca el perihelio, la mayor aproximación a nuestra estrella.

Esta es una demostración de que no es la distancia al Sol la que causa las estaciones, sino la inclinación del eje terrestre. Es verano en el hemisferio norte porque la parte norte de la Tierra está inclinada hacia el Sol. Mientras tanto, es invierno en el hemisferio sur porque la parte sur está inclinada más lejos del Sol.

Ley de Kepler

Además, de acuerdo con la segunda ley de Kepler, esta distancia se traduce en la menor velocidad orbital de traslación. La Tierra gira a una velocidad media de 29,8 km/s, pero durante el afelio se vuelve algo más lenta y se desplaza a 28,76 km/s.

Kepler se dio cuenta de que la línea que conecta a los planetas y al Sol abarca igual área en igual lapso de tiempo. Esto significa que cuando los planetas están cerca del Sol en su órbita, se mueven más rápidamente que cuando están más lejos. Así, la velocidad orbital de un planeta será menor a mayor distancia del Sol, y a distancias menores la velocidad orbital será mayor.

Al estar un poco más lejos del Sol, recibimos un poco menos de luz, calor y radiación. En el afelio también podríamos apreciar es lejanía comparando el tamaño aparente de nuestra estrella. Al estar más lejos, se ve un poco más pequeño, pero esto es casi inapreciable a simple vista.