Los residuos de los anticonceptivos alteran la sexualidad de los peces

Los residuos de los anticonceptivos alteran la sexualidad de los peces

Las hembras pueden llegar a desarrollar penes disfuncionales, según un profesor de Zoología de la Universidad del País Vasco

madrid Actualizado:

Manuel Soto, profesor titular del departamento de Zoología y Biología Celular Animal de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco, está convencido de que los residuos de los anticonceptivos alteran la sexualidad de la fauna marina, pudiendo llegar a formar penes disfuncionales entre las hembras y gametos femeninos entre los machos.

El profesor Soto es el invitado de este miércoles en la Semana de Actividades Humanísticas organizada por la Academia de Ciencias Médicas de Bilbao. En su exposición, titulada "Océanos y salud", Soto afirma que la salud de los océanos está mermada, debido a las agresiones sufridas por una contaminación menor pero constante, que puede afectar de forma irreversible sobre el ecosistema marino y, por tanto, sobre la economía y la salud de la población costera.

Asegura, en este sentido, que la contaminación de la fauna marina puede llevar a intoxicaciones alimentarias en el ser humano, como las producidas por un exceso de mercurio en peces contaminados. No obstante, matiza que hay un gran control y cuidado, bajo el amparo de una normativa europea común, que hace que estos casos extremos se den de forma excepcional. "El principal peligro reside en la extinción de especies de las que dependen económicamente varios colectivos de la industria pesquera", afirma el experto.

El doctor Soto explica que la expulsión de residuos depurados al mar, a pesar de ser de gran eficacia, no garantiza el equilibrio del ecosistema que los recibe. Según dice, destaca el daño producido en el caso de los residuos de las píldoras anticonceptivas, cuyas moléculas no han sido totalmente depuradas antes de lanzarlas al mar y son absorbidas por varias especies costeras.

"Estas moléculas, muchas de ellas hormonas, afectan considerablemente sobre el sistema endocrino de los peces y moluscos, generando organismos hermafroditas incapaces de reproducirse", asegura el profesor de la UPV/EHU. Una de las consecuencias más evidentes, finaliza, es la aparición de un pene disfuncional entre las hembras, así como de gametos femeninos entre los machos.