El proyecto Moonwalk, un pasó más en el camino a Marte

MADRIDActualizado:

Si la NASA o la ESA consiguen poner una tripulación en Marte, tendrán que conseguir que los astronautas trabajen en un entorno muy hostil. Enfundados en unos aparatosos trajes espaciales, tendrán que ser capaces de trabajar con maquinaria muy sofisticada.

Este es el motivo por el cual esta semana, entre los días 15 y 30 de abril, el proyecto Moonwalk está haciendo un simulacro de cómo sería trabajar en esas condiciones. Para ello, los investigadores han viajado a Río Tinto, en Huelva, una zona que en muchos aspectos recuerda a las condiciones que los exploradores se encontrarían en el planeta rojo.