El próximo hito, «cuestión de meses» a partir de ahora

Craig Venter era el alma de Celera Genomics hasta que «perdió» la carrera por la explotación privada del genoma humano. Su salida fulminante de esta empresa atizó más que nunca sus convicciones de

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Craig Venter era el alma de Celera Genomics hasta que «perdió» la carrera por la explotación privada del genoma humano. Su salida fulminante de esta empresa atizó más que nunca sus convicciones de llanero solitario -admirablemente conectado, eso sí- y le llevó a fundar el instituto de investigación que lleva su nombre. Ahí se ha conseguido lo que se ha conseguido.

Venter ha necesitado años para alcanzar este logro, la primera evidencia innegable de que la biología sintética no es ciencia-ficción. Pero asegura que el próximo hito puede ser «cuestión de meses» a partir de ahora. Habrá que estar preparados para cualquier sorpresa.

¿Se tratará de un nuevo organismo artificial más ambicioso? ¿Lo tiene patentado ya? «Paciencia», dice Venter.

¿Y la ética? A Craig Venter le persigue este fantasma casi desde que empezó. Pero no le preocupa. «Me he enfrentado a todos los comités de ética imaginables, y los he superado uno por uno», zanja la cuestión.