Una imagen de la representación de los datos obtenidos por NEOWISE
Una imagen de la representación de los datos obtenidos por NEOWISE - NASA/JPL

Ocho nuevos asteroides amenazantes para la Tierra, descubiertos por la NASA

La nave NEOWISE ha caracterizado más de 400 rocas espaciales cercanas desde que la misión fue reiniciada en diciembre de 2013

MADRIDActualizado:

La misión NEOWISE (Near-Earth Object Wide-Field Infrared Survey Explorer) de la NASA, dedicada a descubrir, caracterizar y seguir a los asteroides y cometas que se acercan a la Tierra, ha descubierto en su segundo año en funcionamiento ocho asteroides potencialmente peligrosos para nuestro planeta, una clasificación que se realiza en función del tamaño y cercanía de las rocas espaciales. En total, la nave espacial ha descrito 439 cuerpos cercanos desde que la misión fue reiniciada en diciembre de 2013. De estos, 72 eran nuevos descubrimientos.

Los objetos cercanos a la Tierra (llamados NEOs, por sus siglas en inglés) son cometas y asteroides que han sido empujados por la atracción gravitatoria de los planetas gigantes de nuestro Sistema Solar en órbitas que les permiten entrar en la vecindad de la Tierra. Su seguimiento resulta fundamental para poder prevenir futuros impactos, ya que el impacto contra la atmósfera de, por ejemplo, una roca de «sólo» diez metros puede causar una explosión equivalente a tres bombas atómicas.

Desde el inicio de su rastreo en diciembre de 2013, NEOWISE ha medido más de 19.000 asteroides y cometas en longitudes de onda infrarrojas, y ha enviado más de 5,1 millones de imágenes del cielo en infrarrojo en el último año. Un nuevo vídeo, basado en los datos recogidos, representa los asteroides y cometas observados hasta ahora por la sonda:

«Los datos de NEOWISE nos dan una mejor comprensión de los orígenes de los NEOs, procedentes de cualquiera de las diferentes partes del cinturón principal de asteroides entre Marte y Júpiter o de las poblaciones más heladas de cometas», dice James Bauer, investigador principal adjunto de la misión en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

Originalmente llamada WISE, la nave espacial fue lanzada en diciembre de 2009. En 2011 entró en estado de hibernación después de completar su misión principal. En septiembre de 2013, se reactivó, fue renombrada como NEOWISE y se le asignó una nueva misión: ayudar a los esfuerzos de la NASA para identificar la población de objetos potencialmente peligrosos cercanos a la Tierra. NEOWISE también está se dedica a caracterizar asteroides y cometas conocidos previamente para proporcionar información sobre sus tamaños y composiciones.

«NEOWISE descubre objetos grandes y oscuros, cercanos a la Tierra, que complementan nuestra red de telescopios terrestres que operan en longitudes de onda de luz visible. En promedio, estos objetos tienen muchos cientos de metros de diámetro», dice Amy Mainzer, del JPL, investigadora principal de NEOWISE. La nave ha descubierto 250 nuevos objetos desde su reinicio, incluyendo 72 objetos cercanos a la Tierra y cuatro nuevos cometas.