La nave New Horizons ha observado luz ultravioleta en el borde del Sistema Solar

Se ha podido captar lo que las dos naves Voyager captaron hace ya 30 años

Actualizado:

La nave New Horizons, ha observado luz ultravioleta que parece brotar del borde del Sistema Solar. Esta energía podría proceder de un muro de hidrógeno situado en la heliopausa, una región que representa el límite donde la influencia del Sol se desvanece. A medida que el Sol se mueve por la galaxia, produce una «burbuja» de partículas cargadas, el viento solar, que constituye la heliosfera. Más allá de esa heliosfera, las condiciones que imperan dependen del medio galáctico o interestelar. En el límite de esa burbuja, los átomos de hidrógeno procedentes del medio galáctico contactan con el viento solar. Ambos «chocan» y forman un frente que se mueve y evoluciona. Se cree que esta colisión crea un auténtico muro de hidrógeno capaz de dispersar la luz ultravioleta de una forma específica y reconocible. Las dos naves Voyager vieron señales de esta luz hace ya 30 años. Ahora, por primera vez en décadas, la New Horizons, una sonda del tamaño de un piano, ha podido repetir dichas observaciones.