Dos hormigas rescatan a una compañera atrapada en la telaraña
Dos hormigas rescatan a una compañera atrapada en la telaraña - CL Kwapich

Mira cómo una hormiga rompe una telaraña para rescatar a una compañera

Esta especie del desierto es capaz de jugarse el tipo y destrozar la seda durante horas para liberar a los ejemplares atrapados y llevarlos de nuevo al nido

MadridActualizado:

Algunas de las escenas más emocionantes de las películas bélicas son aquellas en las que el soldado protagonista entra en terreno enemigo, se expone a las balas y rescata a su compañero herido dispuesto a evitar que muera en el campo de batalla. Aunque nos creamos la cúspide de la creación, el heroísmo no es solo una cualidad humana. Las hormigas también son famosas por ponerse en riesgo por el bienestar de su colonia. Y entre ellas, las cosechadoras negras del desierto (Veromessor pergandei) podrían llevarse una medalla al valor. Una nueva investigación publicada en la revista «The American naturalist» sugiere que estos insectos son capaces de adentrarse en una telaraña, algo extremadamente peligroso para ellos, para romper la seda con sus mandíbulas y liberar a sus compañeros atrapados.

Según publica la web de la revista «Science», los investigadores observaron por primera vez en acción a estas intrépidas hormigas en 2015 en los desiertos de Mojave y Sonora (EE.UU.). Entonces, no solo liberaron a sus congéneres sino que llegaron a destrozar toda la telaraña, un trabajo que les llevó unas dos horas. Después de la ingente tarea, llevaron a las víctimas al nido y las limpiaron para eliminar cualquier resto de seda. No fue gratis. El 6% de los héroes al rescate se quedaron atrapados en la telaraña o fueron capturados por la araña que acechaba cerca.

Curiosamente, cuando los científicos llevaron a las hormigas a su laboratorio, estas ignoraron las redes vacías. Por eso, los investigadores sospechan que la reacción valerosa está estimulada por las señales químicas de socorro emitidas por los individuos atrapados.

Pero, ¿tanto importa la vida de una hormiga? Parece ser que sí. Estos insectos se dedican a recolectar semillas para que la colonia produzca 300 nuevos ejemplares a diario. Por eso, cada vida es valiosa.

Lucha contra termitas

Estas hormigas no son las únicas heroicas. Las Matabele (Meganopera analis) del desierto del Sáhara marchan en formación de combate para atacar los nidos de las termitas, matando a muchos de estos insectos cada vez y llevándoselos de vuelta al nido. En el fragor de la batalla se producen bajas. Y las que quedan indemnes no dudan en rescatar a las heridas y llevarlas de vuelta al nido.

Los animales que realizan conductas de rescate suelen vivir en pequeños grupos con individuos cuya existencia tiene un alto valor, pero las Veromessor forman sociedades enormes que despliegan hasta 30.000 recolectoras cada mañana. Como explican en «Science», estos hallazgos demuestran que el comportamiento de rescate, hasta hace poco reservado para mamíferos como los primates y los delfines, también es llevado a cabo por seres mucho más diminutos y aparentemente sencillos. Aún más raros son los que desarman trampas: entre los vertebrados solo se ha identificado a algunos chimpancés y gorilas de montaña como capaces de tremenda hazaña.

La actuación de las hormigas nos demuestra el valor de cada vida para el grupo por pequeñas que estas sean.