Imagen recogida desde el módulo de aterrizaje de la sonda Insight
Imagen recogida desde el módulo de aterrizaje de la sonda Insight - NASA

Graban inquietantes sonidos de Marte mientras trabaja la sonda InSight

En el vídeo difundido se pueden distinguir el viento del planeta rojo, el movimiento del brazo robótico y la fricción del sismómetro

MadridActualizado:

A pesar de ser nuestro vecino, Marte es muy diferente a la Tierra: posee una leve atmósfera y su temperatura varía entre los 20 grados en el ecuador en el verano marciano y los -140 grados en las noches de invierno en los polos. Tampoco hay que olvidar los intensos vientos marcianos que azotan la superficie, y los terremotos -bautizados como «martemotos»- que sacuden el interior del planeta rojo. Y, por supuesto, los sonidos que nos llegan del otro mundo tampoco son como los nuestros... Al menos según los audios que está recogiendo la sonda InSight, de la NASA.

pero por suerte la misión Insight, que tiene como objetivo monitorizar todo lo que pasa en Marte desde el cielo hasta sus profundidades, cuenta con tecnología que puede grabar sonidos inaudubles para el ser humano, pero que tratados sirven para conocer cómo sonaría el planeta rojo (en el caso de que pudiéramos escucharlo). Para ello, el módulo de aterrizaje InSight de la NASA tiene colocado un sismómetro en la superficie marciana para estudiar 'martemotos'. Si bien ha encontrado muchos, también ha detectado otros tipos de señales sísmicas, incluidas algunas producidas por la propia nave espacial, así como ráfagas de viento, movimientos del brazo robótico del módulo y la propia fricción del interior del sismógrafo que se crea co los cambios de temperatura.

La NASA acaba de difundir un vídeo con algunos de estos inquietantes sonidos, que fueron grabados el 6 de marzo de 2019, el día marciano 98, o sol, de la misión. Alrededor de las 14.00 horas hora local de Marte, el brazo de la nave espacial se movía y tomaba fotos con sus cámaras, inspeccionando el «espacio de trabajo» de InSight.

Aunque el audio original sería demsaiado débil para el oído humano, ahora se puede escuchar gracias a que se ha acelerado 10 veces y procesado para que se puedan escuchar los tipos de señales que InSight envía para que sus científicos las estudien.

La misión colocó el sismómetro en diciembre del año pasado. Marte no produjo su primer estruendo hasta abril pasado, y este primer terremoto resultó ser extraño. Tenía una señal sísmica de alta frecuencia sorprendente en comparación con lo que el equipo científico ha escuchado desde entonces. De los más de 100 eventos detectados hasta la fecha, aproximadamente 21 se consideran terremotos. El resto también podrían ser terremotos, pero el equipo científico no ha descartado otras causas.

SEIS no tiene problemas para identificar terremotos silenciosos, pero su oído sensible significa que los científicos tienen muchos otros ruidos para filtrar. Con el tiempo, el equipo ha aprendido a reconocer los diferentes sonidos. Y aunque algunos son más difíciles de detectar que otros, todos han hecho que la presencia de InSight en Marte se sienta más real para aquellos que trabajan con la nave espacial, explica el JPL en un comunicado en su página web.