El «Octomite», un alien complejo que comprende una jerarquía de entidades, donde cada colección de entidades de nivel inferior tiene intereses evolutivos alineados. Esas entidades participan en la división del trabajo, con varias partes especializadas en diversas tareas, de tal manera que son mutuamente dependientes
El «Octomite», un alien complejo que comprende una jerarquía de entidades, donde cada colección de entidades de nivel inferior tiene intereses evolutivos alineados. Esas entidades participan en la división del trabajo, con varias partes especializadas en diversas tareas, de tal manera que son mutuamente dependientes - Helen.S.Cooper

Los extraterrestres pueden ser más parecidos a nosotros de lo que pensamos

Científicos de la Universidad de Oxford utilizan la teoría de la evolución y la selección natural para hacerse una idea de cómo será, si es que existe, la vida fuera de la Tierra

MadridActualizado:

Son muchos los títulos de las películas de Hollywood y la literatura de ciencia ficción, desde la moderna «La llegada» (Denis Villeneuve, 2016) a la clásica «La guerra de los mundos», que representan la vida extrarrestre como seres monstruosos, muy diferentes de nosotros. Pero nuevas investigaciones sugieren que podríamos tener más en común con esas posibles criaturas de fuera de la Tierra de lo que inicialmente pensábamos.

Esa es la teoría propuesta por científicos de la británica Universidad de Oxford en un nuevo estudio publicado en la revista International Journal of Astrobiology. En un artículo titulado «Los alienígenas de Darwin», el equipo muestra por primera vez cómo la teoría de la evolución puede usarse para saber cómo es y puede desarrollarse la vida extraterrestre. De esta forma, creen que los alienígenas están potencialmente configurados por los mismos procesos y mecanismos que dieron forma a los humanos, como la selección natural.

La teoría apoya el argumento de que las formas de vida extraterrestres se someten a la selección natural, y como nosotros, evolucionan para estar más preparadas y ser más fuertes a lo largo del tiempo.

«Una tarea fundamental para los astrobiólogos (aquellos que estudian la vida en el cosmos) es pensar cómo sería la vida extraterrestre. Pero hacer predicciones sobre alienígenas es difícil. Solo tenemos un ejemplo de la vida, la vida en la Tierra, de donde extrapolar», explica Sam Levin, investigador del Departamento de Zoología de Oxford. «Los enfoques anteriores en el campo de la astrobiología han sido en gran parte mecanicistas, tomando lo que vemos en la Tierra y lo que sabemos sobre química, geología y física para hacer predicciones sobre los extraterrestres», añade.

En su artículo, los investigadores ofrecen un enfoque alternativo: utilizar la teoría de la evolución para hacer predicciones que son independientes de las características de la Tierra. Esas predicciones teóricas pueden aplicarse, por ejemplo, a una posible vida basada en silicio, que no tiene ADN y que respira nitrógeno.

La complejidad de las especies ha aumentado en la Tierra como resultado de un puñado de eventos, conocidos como grandes transiciones. Estas transiciones ocurren cuando un grupo de organismos separados evoluciona hacia un organismo de nivel superior, por ejemplo, cuando las células se vuelven organismos multicelulares. Tanto la teoría como los datos empíricos sugieren que se requieren condiciones extremas para que se produzcan esas transiciones importantes. Y, según los científicos, es probable que lo mismo ocurra en otros planetas.

De esta forma, el documento hace predicciones específicas sobre la composición biológica de los alienígenas complejos, e incluso sugiere cómo podrían ser. Realmente, los dibujos de su aspecto son fascinantes.

Estas ilustraciones representan diferentes niveles de complejidad adaptativa de supuestos alienígenas. (a) Una molécula de replicación simple, sin diseño aparente. Esto puede o no someterse a la selección natural. (b) Una entidad increíblemente simple, similar a una célula. Incluso algo así de simple tiene suficientes componentes que deben someterse a la selección natural. (c) Es probable que un extraterrestre con muchas partes intrincadas trabajando en conjunto haya experimentado transiciones importantes
Estas ilustraciones representan diferentes niveles de complejidad adaptativa de supuestos alienígenas. (a) Una molécula de replicación simple, sin diseño aparente. Esto puede o no someterse a la selección natural. (b) Una entidad increíblemente simple, similar a una célula. Incluso algo así de simple tiene suficientes componentes que deben someterse a la selección natural. (c) Es probable que un extraterrestre con muchas partes intrincadas trabajando en conjunto haya experimentado transiciones importantes - Helen S. Cooper

«Todavía no podemos decir si los extraterrestres caminarán sobre dos patas o si tienen grandes ojos verdes. Pero creemos que la teoría de la evolución ofrece una herramienta adicional única para tratar de entender cómo serán, y hemos mostrado algunos ejemplos de qué tipo de predicciones fuertes podemos hacer con ella», afirma Sam Levin.

«Al predecir que los extraterrestres sufrieron transiciones importantes, que es cómo ha surgido la complejidad en las especies en la tierra, podemos decir que existe un nivel de previsibilidad para la evolución que los haría parecerse a nosotros», subraya.

Y lo que es más, «al igual que los humanos, predecimos que están formados por una jerarquía de entidades, todas las cuales cooperan para producir un extraterrestre. En cada nivel del organismo habrá mecanismos para eliminar el conflicto, mantener la cooperación y mantener el funcionamiento del organismo. Incluso podemos ofrecer algunos ejemplos de cómo serán estos mecanismos».

Los científicos de Oxford recuerda que hay potencialmente cientos de miles de planetas habitables solo en nuestra galaxia, la Vía Láctea. «No podemos decir si estamos solos o no, pero hemos dado un pequeño paso al responder, si no estamos solos, cómo son nuestros vecinos», afirman.