«Baker Shot», ensayo atómico hecho por Estados Unidos en el atolón Bikini, en 1946

EEUU quiso alterar el campo magnético de la Tierra para desviar misiles soviéticos

En el año 1962 se produjo la detonación más potente de la historia en el espacio por parte de las Fuerzas Aéreas americanas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Según las cifras oficiales, las potencias nucleares han llevado a cabo más de 2.000 ensayos con armas atómicas. Muchas pruebas se hicieron en desiertos, pero Estados Unidos y Francia no dudaron en incluir atolones y zonas de alto valor ecológico. Aparte del propio daño causado por las explosiones, las bombas contaminaron los océanos, la atmósfera y la tierra. Solo en EEUU estas armas han sido más letales que Chernóbil y han llevado, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDCs), a 11.000 muertes por cáncer. De hecho, la fiebre nuclear creó una capa de elementos radiactivos por todo el planeta que para algunos geólogos marca el comienzo del Antropoceno: la era del hombre.

Lee la noticia completa aquí.