Descubren un nido con 15 crías de dinosaurio en Mongolia
Un embrión de dinosaurio - efe

Descubren un nido con 15 crías de dinosaurio en Mongolia

Se trata de pequeños Protoceraptops, todos de la misma madre, de 70 millones de años de antigüedad

washington Actualizado:

Investigadores estadounidenses han descubierto en Mongolia un nido con los restos fósiles de 15 crías de dinosaurios Protoceratops andrewsi, que revela nueva información sobre el desarrollo posnatal y el cuidado de sus progenitores, según un estudio publicado en Journal of Paleontology.

Se trata del primer nido de este género que se ha encontrado y revela que los menores Protoceratops permanecieron en el nido durante un período prolongado, según el profesor de geociencia de la Universidad de Rhode Island, David Fastovsky, autor principal.

"Encontrar (dinosaurios) jóvenes en un nido es un acontecimiento relativamente raro y no recuerdo ninguna otra especie de dinosaurio que conserve 15 crías en su nido de esta manera", señaló.

Una capacidad de 2,3 metros

Encontrado en la Formación Djadochta en la zona de Tugrikinshire, Mongolia, el nido tiene forma de cuenco con un diámetro de 2,3 metros y los investigadores calculan que tiene 70 millones de años.

En su interior alberga 15 dinosaurios, diez de los cuales son especímenes completos, con un estado de crecimiento y desarrollo similar y aproximadamente del mismo tamaño, lo que sugiere que procedían todos de la misma madre.

El Protoceratops medía 1,83 metros de alto y tardaba unos diez años en alcanzar su tamaño completo, por lo que los investigadores calculan que las crías tenían un año de edad cuando murieron.

"La muerte probablemente ocurrió durante una tormenta de arena del desierto", señaló el profesor que atribuye la buena conservación de los fósiles a la aridez del terreno que ha contribuido "significativamente" a la "excelente conservación", no sólo de Protoceratops, sino de todos los fósiles con los que trabajan.

Los investigadores recuerdan que en Mongolia vivía una amplia variedad de dinosaurios terópodos, algunos de los cuales, entre ellos el famoso Velociraptor, probablemente comió crías de Protoceratops.