Trayectoria del asteroide 2019 MO
Trayectoria del asteroide 2019 MO - Universidad de Hawái

Detectan un asteroide del tamaño de un coche horas antes de su impacto contra la Tierra

La roca se quemó en la atmósfera cerca de Puerto Rico

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Astrónomos de la Universidad de Hawái detectaron el pasado 22 de junio un asteroide del tamaño de un coche (unos 4 metros de diámetro) horas antes de que impactara contra la Tierra. La roca se quemó en la atmósfera cerca de Puerto Rico y seguramente nada o muy poco se hundió en el océano. Sin embargo, la detección temprana de este tipo de objetos es importante, ya que cuanto más pequeño es un asteroide más difícil resulta de localizar. Y aunque las rocas de ese tamaño suelen acabar desintegradas antes de estrellarse en el suelo, si se precipitan sobre una zona habitada su onda expansiva puede causar daños. Por ello, es necesario advertir con el mayor tiempo posible para alejar a las personas del sitio de impacto.

El asteroide, denominado 2019 MO, fue observado cuatro veces en un lapso de 30 minutos en las instalaciones del telescopio ATLAS en Mauna Loa, en la isla de Hawái, el sábado 22 de junio. En ese punto, el asteroide estaba a solo 500.000 km de la Tierra, 1,3 veces la distancia que nos separa de la Luna. Estas observaciones iniciales fueron evaluadas por el software de análisis de impacto Scout del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, y al asteroide se le dio una calificación de impacto de 2 (bastante modesta, ya que una puntuación de 4 es «probable»).

Sin embargo, Davide Farnocchia, del JPL, observó un posible emparejamiento con una detección de infrasonidos atmosféricos en Puerto Rico unas 12 horas más tarde, y preguntó si la comunidad podría buscar observaciones adicionales.

Afortunadamente, el telescopio Pan-STARRS 2 (PS2) en Haleakalā estaba operando al mismo tiempo, y dos horas antes de las observaciones del ATLAS había tomado imágenes de la parte del cielo donde se debería haber visto 2019 MO. El asteroide estaba ubicado en una parte de la cámara PS2 que no está completamente operativa, pero los científicos de PS2 en el Instituto de Astronomía UH y en la Agencia Espacial Europea (ESA)pudieron analizar estas imágenes de PS2 y encontrar el asteroide.

Impacto probable

Con estas observaciones adicionales de PS2, la predicción de la trayectoria de entrada del asteroide mejoró significativamente, y los nuevos cálculos del software Scout aumentaron la calificación de impacto a 4 o «probable». El cálculo mejorado de la órbita también coincidió con la detección de infrasonidos con muy alta probabilidad. El radar meteorológico de Nexrad en San Juan, Puerto Rico, detectó 2019 MO cuando se quemó en la atmósfera, y señaló la ubicación de la entrada sobre el océano, a unos 380 km al sur de San Juan, que se corresponde estrechamente con la ubicación del infrasonido.

Los científicos estiman que el asteroide 2019 MO era muy pequeño, de solo 4 metros de ancho (El más pequeño conocido al detalle mide 2 metros). Un asteroide de ese tamaño probablemente se quemaría por completo al entrar en la atmósfera de la Tierra. Los telescopios ATLAS pueden detectar incluso objetos tan pequeños aproximadamente medio día antes de que lleguen. Y encuentran objetos más grandes, como el que explotó en Chelyabinsk, Rusia, en 2013, unos días antes de que impacten. Ese asteroide tenía unos 20 metros de ancho, el tamaño de una casa, y dejó un millar de heridos.