Reconstrucción del esqueleto adulto de «Mussaurus patagonicus» a partir de varios fósiles. El centro de gravedad del animal se desplazaba cuando llegaba a la madurez, lo que le permitía hacerse bípedo
Reconstrucción del esqueleto adulto de «Mussaurus patagonicus» a partir de varios fósiles. El centro de gravedad del animal se desplazaba cuando llegaba a la madurez, lo que le permitía hacerse bípedo - Scientific Reports (2019). DOI: 10.1038/s41598-019-44037-1

Descubren un dinosaurio que aprendía a caminar igual que los humanos

Investigadores han averiguado que el saurópodo «Mussaurus patagonicus», que vivió en la actual Argentina, tenía crías y juveniles que caminaban a cuatro patas, pero que caminaba erguido cuando llegaba a adulto

MADRIDActualizado:

Un grupo de investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina y del Royal Veterinary College, en Reino Unido, ha encontrado pruebas de la existencia de un dinosaurio cuyos ejemplares juveniles caminaban sobre sus cuatro patas mientras que los adultos lo hacían sobre dos. Es la única especie, además del humano, en la que se ha observado este fenómeno.

En un estudio que se acaba de publicar en « Scientific Reports», y encabezado por Alejandor Otero, los autores han dado nueva información sobre Mussaurus patagonicus (algo así como «lagarto ratón de la Patagonia»), un saurópodo que vivió en lo que hoy es la Patagonia, en Argentina. Este animal tenía una larga cola y un largo cuello que le permitían caminar sobre sus dos patas, y llegaba a pesar una tonelada métrica.

Pero lo más interesante es que se sabe que sus crías eran excepcionalmente pequeñas, tanto como para caber en una mano humana. Esta diferencia de tamaño, y el hecho de que hubiera fósiles de ejemplares adultos y juveniles, animó a los científicos a estudiar si las ejemplares de Mussaurus patagonicus eran bípedos o tetrápodos al comienzo de sus vidas.

Reconstrucción de los esqueletos de «M. patagonicus» desde el nacimiento (arriba) hasta la edad adulta (abajo)
Reconstrucción de los esqueletos de «M. patagonicus» desde el nacimiento (arriba) hasta la edad adulta (abajo) - Scientific Reports (2019). DOI: 10.1038/s41598-019-44037-1

De hecho, los autores del estudio estudiaron muestras de fósiles de tres periodos distintos de la vida de este dinosaurio: justo al nacimiento, un año después y durante su vida adulta.

Además, consiguieron rellenar los huecos en el desarrollo de la vida de este animal con la ayuda de modelos de ordenador. Con esa información, pudieron calcular la posición del centro de gravedad de estos dinosaurios a lo largo de su desarrollo.

A continuación, lo compararon con la situación que tiene el centro de gravedad en animales bípedos y tetrápodos: los que caminan erguidos tienen el centro de gravedad encima de sus piernas traseras, y los que caminan sobre cuatro patas, como perros y gatos, lo tienen más arriba.

¿Dónde tenía Mussaurus patagonicus el centro de gravedad? Los investigadores descubrieron que los dinosaurios recién nacidos lo tenían más elevado, lo que sugiere que caminaban sobre cuatro patas. Y que el centro de gravedad no se colocaba más abajo hasta que los saurópodos no llegaban a la vida adulta, lo que indica que caminaban sobre cuatro patas durante la mayoría de su vida juvenil.

El descubrimiento convierte a este saurópodo en una especie excepcional. La única otra especie que atraviesa un proceso similar, en el que las crías caminan a cuatro patas y los adultos a dos, es el humano. Sin embargo, este hallazgo sugiere que otros dinosaurios pudieron recurrir a la misma estrategia, aunque no se haya averiguado hasta ahora a causa de lo limitado del registro fósil.