Desaparece en los Alpes el alemán que se hizo famoso al descubrir en 1991 al «hombre de los hielos»

EFE/
Actualizado:

VIENA. El alpinista alemán Helmut Simon, de 67 años y famoso desde que en una de sus excursiones con su mujer encontrase en 1991 al «hombre de los hielos», una momia de 5.400 años de antigüedad, ha desaparecido en los Alpes sin dejar rastro. Fuentes policiales confirmaron ayer que la búsqueda se inicio el pasado viernes, cuando partió por la mañana para una caminata por los Alpes cercanos a la localidad de Bad Hofgastein, en la región de Pongau, en el estado federado austríaco de Salzburgo, pero que ya casi no tienen esperanzas de encontrarle con vida.

Al ver que su marido no regresaba, su esposa, Erika Simon, alarmó a la Policía de esa localidad a última hora de la tarde del mismo viernes. Inmediatamente, equipos de salvamento de montaña con perros rastreadores iniciaron la búsqueda, que duró todo el fin de semana, reforzados por bomberos. En total, unas 120 personas participaron en la difícil búsqueda, obstaculizada por fuertes nevadas, hasta darse por vencidos ayer porque, según explicó a la televisión pública ORF Gerald Kainz, director del Salvamento de Montaña de Hofgastein, consideran imposible que Simon haya sobrevivido a las bajas temperaturas que se registran en la región desde hace días.

Fue en una excursión por un glaciar alpino del Tirol cuando el matrimonio Simon descubrió el 19 de septiembre de 1991, a más de 3.000 metros de altitud, el cuerpo congelado de un hombre que, según dedujeron después los científicos, murió allí hace más de 5.000 años. El hallazgo tuvo un enorme eco mundial por su antigüedad y el estado excelente en que las nieves y bajas temperaturas han mantenido a esa momia durante cinco milenios, con lo cual «el hombre de los hielos» ha adquirido fama mundial. El «hombre de los hielos», conocido también bajo el nombre de «Oetzi» por haber sido encontrado en la región italiana de Oetztal, se exhibe desde 1998 en el museo de Bolzano.