La Tierra en órbita alrededor del Sol
La Tierra en órbita alrededor del Sol - Fotolia

Cuándo es el solsticio de invierno 2018

Este viernes comienza el invierno, determinado por la posición de la Tierra en su órbita alrededor del Sol

MadridActualizado:

Cada año, después del verano, poco a poco empezamos a notar como los días se acortan y las noches se hacen cada vez más largas. Esto es sinónimo de la llegada, primero, del otoño y, después, del invierno. El limbo entre ambas estaciones se mide por el solsticio de invierno, que se produce el 21 de diciembre (próximo viernes), y que anuncia la llegada de la época más fría del año, que no nos abandonará hasta el 20 de marzo de 2019.

Según recuerda el Observatorio Astronómico del Instituto Geográfico Nacional (IGN), el día del solsticio de invierno corresponde al de menos horas de luz del año. Es decir: al día más corto. Alrededor de esta fecha se encuentran el día en que el Sol sale más tarde y aquel en que se pone más pronto. En Madrid, por ejemplo, el 21 de diciembre tendrá 9 horas y 17 minutos de luz, cuando el día más largo de este año, que fue el 21 de junio, tuvo 15 horas y 3 minutos de luz.

No es el día en el que el Sol sale más tarde y se pone antes

Aunque en Madrid pueda haber una diferencia de casi seis horas entre el día más corto y el más largo, en otros puntos del planeta no es así. Depende mucho de la latitud del lugar, siendo nula en el ecuador -es decir, que no se nota- y siendo extrema -hasta las 24 horas- entre los círculos polares y los polos. Precisamente, en la Antártida algunos días al año alrededor del 21 de diciembre se da el fenómeno del «Sol de medianoche», en que el astro es visible por encima del horizonte durante las 24 horas del día.

Muchos piensan que el día del solsticio de invierno es el día en el que el sol sale más tarde y se pone antes, pero no es así: esto es debido a que la órbita de la Tierra alrededor del Sol no es circular sino elíptica. De hecho, el día en que nuestro astro rey se pone más pronto ya ha pasado (el 8 de diciembre) y el que sale más tarde aún no ha ocurrido (se espera para el 3 de enero). Este fenómeno también provoca que los relojes solares tengan desajustes.

Día del perihelio

Otro hecho, aunque no relacionado con el inicio de las estaciones, se da también en esta época: el día del perihelio. Se trata del día en que el Sol y la Tierra están más cercanos entre sí a lo largo del año. Es esta mayor proximidad al Sol, tal y como indica el IGN, la causa de que la Tierra se mueva más rápidamente a lo largo de su órbita elíptica durante el invierno (según la conocida como segunda ley de Kepler) y por lo tanto esta estación sea la de menor duración.

En esta ocasión, el máximo acercamiento se dará el próximo día 3 de enero de 2018 entre 6 y 7 de la mañana -según apunta la Universidad de Barcelona a través de su servicio ServiAstro-, siendo la distancia de algo más de 147 millones de kilómetros, unos cinco millones de kilómetros menos que en el momento de afelio o de mayor distancia (5 de julio de 2019).

Eclipses de Sol y Luna

El día 6 de enero habrá un eclipse parcial de Sol que solo será visible en Rusia. Sin embargo, no tendremos que esperar mucho al siguiente: el 21 de enero de 2019 tendrá lugar el eclipse total de luna que se podrá ver con total amplitud desde el Pacífico Central, en todo el continente americano, y parte de Europa (Reino Unido, parte de España, Noruega y parte de Suecia). También podrá vislumbrarse en África.

Y en cuanto a las lluvias de estrellas, la lluvia de estrellas de las Cuadrántidas se dejará ver entre el 1 y el 5 de enero, con el día 3 como máximo auge de meteoros.