El fin de la conspiración: Hitler murió en Berlín en 1945

Un estudio realizado sobre sus restos concluye «sin lugar a dudas» que el dictador nazi no huyó, sino que murió en su bunker

ABC.es
MadridActualizado:

En 2017, los servicios secretos rusos y el Archivo Estatal autorizaron a un equipo de científicos a examinar los huesos del Führer, por primera vez desde 1946.

El análisis de algunas piezas dentales y de numerosas dentaduras postizas de Hitler reveló depósitos de sarro blanco y ningún rastro de fibra de carne. El dictador, en efecto, era vegetariano.

Los investigadores también pudieron estudiar un fragmento de cráneo que mostraba un agujero en su parte izquierda, con toda probabilidad causado por el impacto de una bala.

Aunque no recibieron autorización para tomar muestras de ese fragmento, su morfología es «totalmente compatible» con las radiografías del cráneo de Hitler tomadas un año antes de su muerte.

El estudio confirma la idea de que Hitler murió el 30 de abril de 1945 en el interior de su búnker de Berlín junto a su compañera, Eva Braun y arroja nueva luz sobre las causas exactas.

«No estábamos seguros de si había utilizado una ampolla de cianuro para suicidarse o disparándose una bala en la cabeza. Ahora sabemos que con toda probabilidad, hizo ambas cosas».