Las ilusiones ópticas pueden hacernos ver lo que no hay
Las ilusiones ópticas pueden hacernos ver lo que no hay - CCO

Cinco increíbles ilusiones ópticas y sus explicaciones científicas

Cómo nos engaña el cerebro para ver un gato que desaparece, un color que no está o una joven que a la vez es una anciana

MadridActualizado:

Un gato que se desvanece ante tus propios ojos como si fuera magia, un color o un ruido que no existen, una joven que a la vez es una anciana... Las ilusiones ópticas son más que un pasatiempo. La Universidad de Glasgow ha recopilado algunas de las más interesantes en una web para intentar comprender cómo a veces nos engaña nuestro cerebro. Aquí reseñamos algunas de las más curiosas:

12345
  1. El gato que desaparece ante tus ojos

    El gato se desvanece como en el cuento de Alicia
    El gato se desvanece como en el cuento de Alicia - Ignaz Paul Vital Troxler

    Instrucciones: Mantente muy quieto y centra tu mirada en la cruz negra. No fuerces la vista, pero trata de no dejar que tu mirada se desvíe.

    Efecto: Las áreas periféricas de la figura comienzan a desvanecerse. La sonrisa del gato desaparecerá al final, dejando solo la cruz negra central.

    Explicación: ¿Espectacular, verdad? Parece magia pero no lo es. El fenómeno se debe al efecto Troxler, que lleva el nombre del médico y filósofo suizo Ignaz Paul Vital Troxler (1780-1866). Descubrió que la fijación rígida de la mirada en algún elemento del campo visual puede hacer que las imágenes circundantes desaparezcan ante nuestros ojos, especialmente si hay un bajo contraste. Esto se debe a que nuestras neuronas necesitan un estímulo constante para no ignorar lo que hay alrededor y, al fijar la vista, se produce la difuminación.

  2. ¿De qué color son las fresas?

    La ilusión de las fresas ¿rojas?
    La ilusión de las fresas ¿rojas? - Akiyoshi Kitaoka

    Instrucciones: Mira las fresas en la imagen y di de qué color son.

    Efecto: Probablemente veas unas fresas rojas, pero la imagen no contiene ningún color rojo.

    Y esto, ¿cómo lo ves?
    Y esto, ¿cómo lo ves?- Tim Hutton

    Explicación: Esta imagen fue creada por Akiyoshi Kitaoka, profesor de psicología en la Universidad Ritsumeikan, quien la hizo tremendamente popular cuando la compartió en Twitter. La foto no contiene píxeles rojos, pero vemos las fresas de ese color. En realidad, son grises, lo que puedes comprobar si miras solo una parte aparentemente roja de una fresa y la comparas con una imagen gris. También puedes echar un vistazo a la foto junto a estas líneas. Fue creada por Tim Hutton en 2017 y tiene una franja gris en la parte inferior y otra vertical. Sin embargo, algunas personas experimentan las fresas tan rojas que también ven de color rojo la franja gris, según explican desde la Universidad de Glasgow. (¡Esa es también nuestra experiencia!).

    El mecanismo detrás de esta ilusión es la constancia del color, un proceso que permite a las personas percibir el color de algo bajo condiciones de iluminación muy diferentes, ya sea a la luz del mediodía, bajo un alumbrado fluorescente o al atardecer.

  3. ¿Oyes un ruido?

    La torre saltarina
    La torre saltarina - IamHappyToast

    Instrucciones: Mira el gif en movimiento de la torre de electricidad saltarina. ¿Oyes algo?

    Efecto: Algunas personas aseguran que escuchan el sonido de la torre golpeando el suelo, un ruido sordo o un boing. Puede que no hayas oído nada, pero no a todo el mundo le ocurre.

    Explicación: La imagen en movimiento tiene un efecto de sacudida cuando la torre toca el suelo. Algunas personas oyen un golpe en ese momento. El sonido no está realmente, por lo que se trata de una especie de alucinación auditiva.

    Lisa DeBruine, psicóloga de la Universidad de Glasgow, publicó la animación y preguntó a la gente qué experimentaba al mirar el gif. El 75%, unas 15.000 personas, dijeron haber escuchado «un ruido sordo». El 14% de los encuestados, cerca de 3.000, no notaron ningún sonido, mientras que menos de un millar de los 20.000 encuestados dijeron haber escuchado «algo más». El resto, alrededor de 1.400, optó por no revelar si habían oído algo.

    Lo que causa que algunas personas escuchen un ruido es la expectativa de que algo así ocurra. Las expectativas pueden afectar a lo que experimentamos. Una de las jugarretas que nos hace el cerebro.

  4. Mi esposa y mi suegra

    La imagen fue realizada por un ilustrador anónimo a finales del siglo XIX en Alemania
    La imagen fue realizada por un ilustrador anónimo a finales del siglo XIX en Alemania - U.G.

    Instrucciones: Mira bien la imagen. Posiblemente ya la conozcas, porque es muy popular. ¿Qué ves? Si ves a una joven, mira su barbilla e imagínala como una nariz grande. Mira al oído y piensa que es un ojo. En cambio, si ves a una anciana, mira su nariz y piensa en ella como la mejilla izquierda de una cara que mira hacia otro lado. Mira el ojo de la anciana y piensa que es una oreja.

    Efecto: Deberías experimentar un «cambio Gestalt» entre ver la imagen como una anciana o una joven.

    Explicación: Esta figura ambigua, también conocida como «Mi esposa y mi suegra», fue creada por un ilustrador anónimo en la Alemania de fines del siglo XIX y reproducida en una postal. El dibujante británico William Ely Hill (1887 - 1962) ideó una versión más reciente y conocida.

    La figura pertenece a una gran clase de ilusiones en las que se puede ver una figura bidimensional o tridimensional de dos o más maneras marcadamente distintas. Hay muchos ejemplos similares.

  5. La rejilla chispeante

    ¿Cambian los puntos de color?
    ¿Cambian los puntos de color? - Elke Lingelbach, académico alemán en el Institut für Augenoptik Aalen

    Instrucciones: Permite que tu mirada vague alrededor de la figura. Concéntrese en uno de los puntos de intersección de vez en cuando.

    Efecto: Los puntos que no están centrados en su campo visual deberían aparecer parpadeando de negro a blanco, con un efecto de «centelleo». Si te fijas en uno de los puntos, aparecerá constantemente blanco.

    Explicación: La rejilla centelleante es una ilusión de contraste de luminosidad simultánea. Los puntos a veces se experimentan como negros cuando en realidad son blancos. Baumgartner (1960) cree que el efecto se debe a procesos inhibitorios en las células ganglionares de la retina, las neuronas que transmiten señales del ojo al cerebro.