Imagen de unos espermatozoides vistos con microscopio / ABC
Imagen de unos espermatozoides vistos con microscopio / ABC

Científicos británicos aseguran haber creado esperma de células madre

JUDITH DE JORGE/ EMILI J. BLASCO | MADRID/ LONDRES
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Científicos británicos aseguran haber creado en laboratorio esperma humano a partir de células madre embrionarias, un descubrimiento que, de confirmarse, podría resultar un hito y facilitar la comprensión de las causas de la infertilidad. La noticia ha sido recibida de forma desigual por la comunidad científica. Algunas voces han cuestionado los resultados y dicen que estas células de esperma son «claramente anormales».

Los investigadores de la Universidad de Newcastle y del NorthEast England Stem Cell Institute (NESCI), dirigidos por el profesor Karim Nayernia, han desarrollado una nueva técnica por la cual es posible obtener esperma humano «en probeta». Aunque su calidad es deficiente y aún deberán transcurrir varios años hasta que las propiedades del esperma producido artificialmente sean idénticas al generado de modo natural y pueda fecundar con éxito un óvulo femenino, «tiene todas las cualidades esenciales para crear vida». Según Nayernia, los organismos creados tienen «cabezas, tienen colas y se mueven; su forma no es completamente normal ni tampoco su movimiento, pero contiene las proteínas para la activación de óvulos».

No es la primera vez que células de esperma se generan en laboratorio, pero el profesor Nayernia asegura que en esta ocasión el estadio de desarrollo ha cruzado el umbral para la catalogación de lo producido como células maduras y con la funcionalidad propia del esperma. La técnica desarrollada en Newcastle con células madre con cromosoma XY, el masculino, ha permitido obtener un esperma «totalmente maduro», llamado científicamente In Vitro Derived sperm (IVD sperm). Sin embargo, el uso de células madre con cromosoma XX, femeninas, no funcionó. Los especialistas sí utilizaron ácido retinoico, un derivado de la vitamina A. Con esta sustancia química, el 20% de las células madre embrionarias se desarrolló en tempranos estadios de células de esperma.

Bebés sólo de la madre

Este esperma IVD no puede ser utilizado para tratamientos de fertilidad. Además de estar prohibido por ley en Reino Unido, los investigadores han manifestado que la fertilización de un óvulo humano y la implantación de embriones no tiene «mérito científico», ya que su objetivo es sólamente la investigación. «No tenemos intención de producir seres humanos en serie», han asegurado. De todos modos, queda la puerta abierta en el futuro a posibles embarazos en los que tanto los óvulos como el esperma, creado éste a partir de células madre adultas de la propia mujer, procedan de la misma persona, generando así bebés con la madre como único progenitor.

Según el profesor Nayernia, «éste es un importante desarrollo que permitirá a los investigadores estudiar en detalle cómo se forma el esperma y mejorará la comprensión de la infertilidad de los hombres, por qué ocurre y qué la causa. Esta comprensión podría ayudarnos a desarrollar nuevas maneras de ayudar a las parejas que sufren infertilidad para que puedan tener niños que sean genéticamente suyos».

De la misma forma, «permitirá a los científicos estudiar cómo las células implicadas en la reproducción se ven afectadas por las toxinas. Por ejemplo, por qué los jóvenes con leucemia que se someten a quimioterapia pueden llegar a ser estériles de por vida». El equipo también cree que su trabajo ayudará a conocer cómo se transmiten las enfermedades genéticas.

Otros investigadores británicos, como los de la Universidad de Sheffield, no están convencidos del éxito de esta técnica, ya que consideran que las células de los espermatozoides creados en el laboratorio pueden tener fallos y resultar anormales. Además, dicen que la calidad de las imágenes facilitadas no ofrece suficiente elementos de valoración. El trabajo se publica hoy en la revista académica Stem Cells and Development.