El japonés Shuji Nakamura, premio Nobel de Física 2014
El japonés Shuji Nakamura, premio Nobel de Física 2014 - EFE

CienciaEl Nobel Nakamura, doctor Honoris Causa por la UIMP

El japonés, uno de los tres inventores de la luz led, insta a abordar el calentamiento global de forma seria

SantanderActualizado:

Lo que supuso la electrónica para el siglo XX, es la fotónica para el XXI. Así comenzó la intervención del japonés Shuji Nakamura, premio Nobel de Física en 2014, antes de su nombramiento como doctor Honoris Causa por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP). «Es un honor estar aquí».

Apadrinado por el profesor José Miguel López Higuera, catedrático de la Universidad de Cantabria, entró a formar parte de la UIMP por su destacada labor en el campo de la ciencia y de la luz. «Es un libre pensador dispuesto a llegar a lo más profundo», aseguró López-Higuera, alabando las innumerables distinciones del japonés.

Shuji Nakamura (1954), nació en el seno de una familia pequeña en Japón, donde trabajó para una pequeña compañía. Un hombre que, de la nada o con medios pocos precarios, pudo lograr el éxito.

Reducir el cambio climático

Sin mostrar más que una amplia sonrisa en su rostro, Nakamura comenzó su acto frente a los medios hablando de la seriedad del cambio climático. «Hay que reducirlo como sea. El calentamiento global es un tema muy serio para nuestro mundo», afirmó.

Nakamura, nombrado doctor Honoris Causa por la UIMP
Nakamura, nombrado doctor Honoris Causa por la UIMP - Juan Manuel Serrano

Dice sentirse una persona con suerte, muy afortunada, por haber logrado dicho invento. Junto a dos personas más, Hiroshi Amano e Isamu Akasaki, lograron el mayor de los inventos en el campo de la física y la química: un diodo led azul, capaz de simular la luz del Sol, la más sana para el ser humano.

Nakamura, también premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 2008, aboga por reducir el consumo eléctrico, momento en el que contribuye la tecnología led que ha inventado. Con el consumo de esta nueva herramienta, se reducirían las emisiones y se conseguiría un equilibrio ambiental, donde ahora radica el principal problema por su desequilibrio.

El Nobel de Física consideró que «es un deber de los científicos encontrar soluciones a los problemas del mundo, también, como la falta de comida o agua». En este punto precisó la necesidad de obtener más ayuda por parte de los gobiernos, para que se puedan llevar a cabo las investigaciones.

La luz creada por Nakamura, en relación a solventar los problemas de la alimentación, tiene la ventaja de poderse utilizar en invernaderos. «Esta led ayuda a que las plantas crezcan más rápido, no existe la noche para ellas». Sin la presencia de insectos, tampoco habrá que usar productos químicos para los alimentos.