Vivieron durante el Cámbrico, una era en la que aparecieron los precursores de los animales actuales
Vivieron durante el Cámbrico, una era en la que aparecieron los precursores de los animales actuales - Ghedoghedo

El gusano con forma de pene que sirve para entender la evolución

Un estudio ha reconstruido la «dentadura» de los priapúlidos para leer el pasado evolutivo registrado en los fósiles. Estos seres reciben su nombre de Príapo, dios de la fertilidad

Actualizado:

Hace 520 millones de años la vida en la Tierra bullía de actividad. En lo que apenas es un suspiro en el tiempo geológico, una decena de millones de años, se había producido la llamada explosión cámbrica, una especie de «Big-Bang biológico» que supuso la aparición de la mayoría de los precursores de los animales actuales. Desde entonces, la vida iba a dejar de funcionar solo a la escala de los microorganismos.

Uno de los «nuevos» animales que exploraba la Tierra en aquellos momentos era un despiadado gusano carnívoro que se enterraba en los sedimentos para capturar a sus presas. Aquellas criaturas de aspecto fálico, llamadas priapúlidos en honor a Príapo, divinidad menor de la fertilidad normalmente representada con un falo en erección, tenían unos pequeños dientes repletos de ganchos y pinchos. Ahora un grupo de investigadores ha reconstruido estas «dentaduras» con el objetivo de poder buscar más información en los fósiles.

«Nuestro estudio ha permitido recopilar un "manual del dentista" que le permitirá a los paleontólogos reconocer algunos de los dientes que se encuentran en el registro fósil», declaró Martin Smith, el líder de la investigación que ha sido publicada este miércoles en la revista « Palaeontology».

Los dientes, a la izquierda, de una de estas criaturas, a la derecha (Martin Smith)
Los dientes, a la izquierda, de una de estas criaturas, a la derecha (Martin Smith)

Ese trabajo permitirá identificar a algunos protagonistas que habían pasado desapercibidos en los fósiles. Y, además, podría servir para entender mejor la era en la que aparecieron los priapúlidos y cómo se organizaba la vida por entonces. Esto es importante, porque, tal como explica a ABC el divulgador y paleontólogo José Luis Sanz, «el Cámbrico es una época fundamental para entender la historia de la vida sobre nuestro planeta».

El motivo es que en aquel momento «apareció la gran diversidad de animales bilaterales (los que no son esponjas ni corales) que va a dominar durante los siguientes 500 millones de años, y se "inventó" la ecología tal y como la conocemos en la actualidad», explica Sanz.

Las criaturas del Cámbrico son los precursores de los animales actuales (Simon Conway Morris)
Las criaturas del Cámbrico son los precursores de los animales actuales (Simon Conway Morris)

Y, según explica, aquellos momentos (millones de años) en los que los primeros priapúlidos vivieron fueron realmente revolucionarios: la vida dejó de estar dominada por algas y bacterias, aparecieron animales capaces de desplazarse y que se caracterizaban por tener simetría (tenían una parte anterior y otra posterior), y surgieron los primeros animales depredadores móviles.

Con todo, los científicos han reconstruido pieza a pieza este pasado remoto gracias en gran parte al yacimiento de « Burgess Shale», en el que los sedimentos mineralizados esconden un enorme tesoro en forma de seres vivos fosilizados. Como si se tratara de una investigación policial, los restos se utilizan para entender qué ocurrió y después tratar de averiguar cómo funciona la evolución. Parece ser que incluso el animal más «insignificante» esconde una historia repleta de enigmas.