Valeri Spiridónov, aquejado de atrofia muscular espinal
Valeri Spiridónov, aquejado de atrofia muscular espinal - YOUTUBE

Un ruso será el primer humano en el mundo en someterse al cuestionado trasplante de cabeza

Valeri Spiridónov lleva dos años en contacto con el cirujano Sergio Canavero y dice estar dispuesto a pasar por el proceso

Actualizado:

Apenas dos meses después de que el neurocirujano italiano Sergio Canavero desvelara al mundo que planea llevar a cabo, dentro de dos años, el primer trasplante de cabeza del mundo, ya ha encontrado una persona que se ha ofrecido voluntaria para someterse a dicha operación. El futuro paciente, según ha informado una cadena de televisión rusa- es un programador de 30 años llamado Valeri Spiridónov (residente en Vladimir).

Spiridónov ha decidido convertirse en el primer ser humano en someterse a un trasplante de cabeza al contar con una atrofia muscular espinal (la cual afecta a su capacidad para desplazarse por sus propios medios). Por ello, afirma que se puso en contacto con Canavero cuando supo de su proyecto en 2013. Desde ese momento.

Una vez que el doctor del Grupo de Neuromodulación de Turín dio a conocer su proyecto, Spiridónov ha desvelado sus intenciones. «Mi decisión es definitiva, no pienso cambiarla», ha afirmado el programador, quien ha señalado además que el proyecto le resulta soberanamente interesante.

Con todo, el ruso ha admitido sentirse compungido ante los diferentes riesgos que alberga la operación, pero ha señalado que –si quiere superar su enfermedad- no le queda otro remedio. Por ello, se pondrá en manos del italiano.

Dificultades y críticos

Entre las diferentes dificultades y peligros que deberán afrontar los pacientes, destaca la baja temperatura que deberá soportar su cuerpo, el uso del polietilenglicol para fundir los huesos o, entre otros, el coma inducido que tendrá que superar después de la operación.

«Todas las críticas que me hacen son equivocadas. Yo llevo trabajando en este proyecto 30 años y he inventado un montón de cosas para llegar a este objetivo. Algunos dicen que es imposible, pero no saben de qué hablan», explicaba Canavero a ABC hace menos de un mes.

No son de la misma opinión expertos como Carlos Ruíz Ocaña (presidente de la Sociedad Española de Neurocirugía), quien señaló a ABC hace algunas semanas que es absolutamente imposible que la ciencia pueda trasplantar una cabeza humana en los términos que afirma su colega. Y es que, aunque se lograran soldar los huesos, no se podría conseguir después que el cuerpo se moviera.

«Trasplantarla como tal es posible, sólo hay que unir las arterias –que envían la sangre al cerebro- y las venas –que la sacan-. Eso es lo fácil, lo difícil es unir el cerebro con la médula de forma efectiva», señalaba el español.