Un joven escucha música mientras trabaja con el ordenador
Un joven escucha música mientras trabaja con el ordenador - Fotolia
ciencia curiosa

¿Es bueno escuchar música mientras trabajamos?

Una melodía puede desbaratar nuestra memoria, especialmente cuantos más años cumplimos

Actualizado:

La música resulta un bálsamo para el alma. Ayuda a muchas personas a relajarse cuando tratan de concentrarse en una tarea. Esa es la parte positiva, pero si usted es de los que acostumbra a ponerse delante del ordenador con los auriculares puestos, debe saber una cosa: no ayuda a memorizar aquello a lo que se está presentado atención, especialmente a medida que envejecemos.

Esta es la principal conclusión de un estudio elaborado por el Instituto de Tecnología de Georgia (EE.UU.), que desafió a un grupo de adultos jóvenes y mayores a tratar de recordar una serie de nombres mientras escuchaban música. Los participantes universitarios no tuvieron problemas, la melodía no afectó a su rendimiento, pero los mayores recordaban un 10% menos de nombres cuando escuchaban música de fondo en vez del silencio.

Los investigadores del Georgia Tech querían replicar la vida cotidiana, porque la música y el ruido de fondo están en todas partes. Su estudio examinó los efectos sobre la memoria asociativa, lo que incluye la posibilidad de relacionar un nombre con una cara y recordarlo.

Los participantes del estudio observaron una serie de caras y nombres y se les preguntó si la persona tenía pinta de llamarse con ese nombre. Los rostros se mostraron de nuevo unos minutos más tarde. Los participantes tenían que determinar si las combinaciones de nombres y caras eran las mismas que antes. A veces, los voluntarios hicieron la prueba en silencio. Otras veces se escuchaba música ambiental o rock no lírico, como canciones poco conocidas de Eric Clapton, Jefferson Airplane y Rush.

Concentración y memoria asociativa

«Ambos grupos de edad estaban de acuerdo con que la música era una distracción», dice Sarah Reaves, responsable del estudio. «Pero sólo los adultos mayores bregaban de verdad con la música de fondo». Los investigadores vinculan los resultados con el fenómeno que permite a la gente centrar su atención exclusivamente en una conversación en una fiesta, incluso mientras está rodeada de múltiples conversaciones o de música a todo volumen.

«Los adultos mayores tienen problemas para ignorar los ruidos irrelevantes y concentrarse», dice Audrey Duarte, quien supervisa el Laboratorio de Envejecimiento en el Georgia Tech. «La memoria asociativa también disminuye con la edad. A medida que envejecemos, es más difícil recordar qué nombre corresponde a una cara o dónde tuvo lugar una conversación».

Reaves señala que el estudio podría ayudar a los trabajadores en los centros asistenciales de mayores en la medida que planifiquen actividades. «Deben ser conscientes de su entorno. Tal vez los empleados deben apagar la música durante las actividades de aprendizaje», explica. «Del mismo modo, los adultos mayores que tienen dificultades para concentrarse durante una reunión con compañeros de trabajo en una cafetería, por ejemplo, deben programar reuniones en lugares más tranquilos». Y un consejo: «Cuando la gente se pierde mientras conduce, lo mejor es apagar la radio».