Huevos de distintas especies de tinamú
Huevos de distintas especies de tinamú - D. Hanley /M. Hauber

El huevo de ave que brilla como un espejo

El misterio del tinamú, un pariente de las avestruces, que pone unos curiosos huevos pulidos distintos de todos los demás

Actualizado:

Tonalidades azules y verdes traslucen bajo el acabado vítreo de los huevos del tinamú, un pariente de las avestruces, ñandúes y emúes. Pigmentos cubiertos por una cutícula delgada y lisa revelan el misterio detrás de estas curiosas cáscaras, según han descubierto investigadores de la Universidad de Akron. El hallazgo podría conducir al desarrollo de nuevos recubrimientos brillantes para cerámica y suelos, lo que podría mejorar sus cualidades estéticas y durabilidad.

Después de eliminar la capa externa de estas cáscaras de huevo y el examen de su química y nanoestructura, los investigadores descubrieron la presencia de una iridiscencia débil en las cáscaras de huevo del tinamú, creando colores superficiales y cambios de color en función del ángulo de visión y cómo la luz incide sobre ellos.

Esta investigación de cómo las estructuras no pigmentarias de escala nanométrica influyen en la reflexión de la luz, y producen iridiscencia que afecta a la coloración de la cáscara de huevo, nunca antes se habían documentado.

"Los cambios de color se perciben en relación con los ángulos de observación e iluminación. Este efecto sólo puede ser producido por nanoestructuras que influyen en cómo la luz se refleja", dice el investigador post-doctoral de la Universidad de Akron Brani Igic.

Un reflejo espectacular

Este científico utilizó manipulaciones experimentales en colaboración con espectrofotometría de ángulo resuelto, electrónica de barrido y microscopía de fuerza atómica, cálculos ópticos y análisis químicos, para examinar la construcción mecánica existente detrás del brillo de la cáscara del huevo y su coloración.

El equipo investigador también encontró en el brillo de los huevos de tinamú un revestimiento ultra suave, o cutícula, distinta de las demás cáscaras de huevo, normalmente llenas de baches. "Esta suavidad hace que la luz se refleje de manera especular, como si fuera un lago o espejo. La irregularidad de otros huevos hace que reflejen la luz difusa, como una nube", explica Matthew Shawkey, profesor de Biología.

"La investigación descifra un viejo misterio sobre la causa del aspecto brillante de estos huevos y muestra que las aves pueden hacer superficies que rivalizan en pulido con los materiales creados por el hombre", dice Shawkey.