Archivo

¿Pesan todas las hormigas más que la humanidad entera?

Un reportaje de la BBC aclara una creencia clásica de la entomología

Actualizado:

Existe la creencia de que si se juntaran todas las hormigas que habitan la Tierra, el montón pesaría más que el que formaría la humanidad entera. Esta afirmación fue propuesta por primera vez en 1994 por el investigador Edward O. Wilson, de la Universidad de Harvard (EE.UU.), y el biólogo alemán Bert Hoelldobler en su libro «Viaje a las hormigas».

Estos científicos hicieron sus cálculos para una población total de 10.000 trillones de hormigas, que son el 1% de todos los insectos vivos en el mundo. Su idea se basa en que un ser humano medio pesa un millón de veces más que una hormiga media. Un interesante reportaje de la BBC pone en cuestión el argumento.

Un humano medio pesa 62 kilos, así que eso supondría que las hormigas pesan unos 60 miligramos. Sin embargo, según explica a la BBC Francis Ratnieks, profesor de apicultura de la Universidad de Sussex (Reino Unido), solo las muy grandes pueden llegar a ese peso. «La hormiga común de debe rondar un miligramo o dos», señala. Y muchos expertos ponen el peso medio en 10 mg, mucho menos de lo que estimaban Hoelldobler y Wilson.

Aunque nadie sabe cuántas hormigas hay en el mundo y los expertos avisan de que el número estimado es excesivo, el reportaje de la BBC está dispuesto a aceptarlo para hacer el cálculo. Pero incluso con esos números a lo grande, las hormigas pierden y por goleada: Los 7.200 millones de seres humanos pesan unos 450.000 millones de kilos. Si consideramos que hay 10.000 trillones de hormigas en el mundo con un peso medio de 4 mg, el peso viene a ser de 40.000 millones de kilos.

Ratnieks explica a la BBC que la afirmación de Wilson y Hoelldobler, aunque no es cierta en relación con la población actual, podría haberlo sido en el pasado. ¡Pero hace 2.000 años! «Debemos recordar que los humanos estamos cada vez más gordos. No sólo crecemos en población sino en peso, así que creo que hace tiempo que dejamos atrás a las hormigas», dice.