Descubren en Namibia un arrecife de 550 millones de años construido por animales
Los investigadores, en el lugar de Namibia donde descubrieron el antiquísimo arrecife - Rachel Wood

Descubren en Namibia un arrecife de 550 millones de años construido por animales

Fue creado por las primeras criaturas que tuvieron conchas duras

Actualizado:

Investigadores de la Universidad de Edimburgo han descubierto en tierra firme, en Namibia, el arrecife más antiguo creado por los primeros animales que tuvieron conchas duras hace casi 550 millones de años. Los científicos dicen que fue en este punto en el tiempo en el que pequeñas criaturas acuáticas desarrollaron la capacidad de construir capas protectoras duras y arrecifes para vivir y protegerse en un mundo cada vez más peligroso.

Se trata de los primeros animales que construyeron estructuras similares a arrecifes no vivos creados a través de los procesos naturales de erosión y deposición de sedimentos. El estudio revela que los animales se adhirieron a las superficies fijas y entre sí mediante la producción de un cemento natural compuesto de carbonato de calcio para formar estructuras rígidas.

Alimento por filtración

Las criaturas, conocidas como 'Cloudina', un metazoo con esqueleto externo, construyeron arrecifes en los mares antiguos que ahora forman parte de Namibia y sus restos fósiles son los arrecifes más antiguos de su tipo en el mundo. 'Cloudina' eran diminutas criaturas que se alimentaban por filtración y vivían en el fondo del mar durante el Período de Ediacara, que terminó hace 541 millones años. La evidencia fósil indica que los animales tenían cuerpos blandos hasta la aparición de 'Cloudina'.

Los resultados de esta investigación, dirigida por científicos de la Universidad de Edimburgo y publicada en 'Science', apoyan investigaciones previas que sugieren que las presiones medioambientales hicieron que las especies desarrollaran nuevas funciones y comportamientos con el fin de sobrevivir.

Los autores dicen que los animales pueden haber desarrollado la capacidad de construir arrecifes para protegerse contra el aumento de las amenazas de los depredadores. Los arrecifes también proporcionaron el acceso a las corrientes ricas en nutrientes en momentos en que había una creciente competencia por el alimento y el espacio habitable.