Crean el termómetro más preciso del mundo
El termómetro de luz - U. Adelaida

Crean el termómetro más preciso del mundo

Hecho con luz, es capaz de medir la temperatura con una precisión de 30 billonésimas de grado

Actualizado:

Un equipo de físicos de la Universidad de Adelaida (Australia) ha creado el termómetro más sensible del mundo, tres veces más preciso que los existentes y capaz de medir la temperatura con una precisión de 30 billonésimas de grado en un segundo.

«Creemos que esta es la mejor medida que jamás se ha hecho de la temperatura ambiente», afirma Andre Luiten, responsable de la investigación. En ambientes criogénicos, a temperaturas muy bajas, cercanas al cero absoluto, sí es posible hacer mediciones más sensibles.

La temperatura de un objeto siempre es fluctuante. Todos los átomos de cualquier material siempre se balancean alrededor, mostrando que el mundo microscópico está siempre en movimiento. El nuevo termómetro utiliza la luz para medir la temperatura. Inyecta dos colores de luz (rojo y verde) en un disco cristalino altamente pulido. Los dos colores viajan a velocidades ligeramente diferentes en el cristal, en función de la temperatura del mismo.

«Cuando calentamos el cristal nos encontramos con que la luz roja se ralentiza un poco con respecto a la luz verde», dice el profesor Luiten. Al obligar a la luz a circular miles de veces alrededor del borde de este disco, de la misma manera que el sonido se concentra y se refuerza en una curva en un fenómeno conocido como «galería de los suspiros» -como se ve en la catedral de San Pablo en Londres-, podemos medir esta diferencia minúscula en la velocidad con gran precisión.

La nueva técnica desarrollada por los investigadores podría ser rediseñada para mediciones ultrasensibles de otras cosas, como la presión, la humedad, la fuerza o la búsqueda de un producto químico determinado. «Ser capaz de medir diferentes aspectos de nuestro entorno con tal alto grado de precisión, utilizando instrumentos lo suficientemente pequeños para llevar a todas partes, tiene la capacidad de revolucionar las tecnologías utilizadas para una variedad de aplicaciones industriales y médicas en las que la detección de trazas tiene gran importancia, dice Luiten.