Una nutria de hace 9 millones de años, descubierta en Teruel
Mandíbula de la nutria descubierta en Alfambra (Teruel) - Mauricio Anton

Una nutria de hace 9 millones de años, descubierta en Teruel

A diferencia de las actuales, esta especie extinta no era capaz de bucear y se alimentaba de crustáceos e insectos desde la orilla

Actualizado:

Paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis y del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC) han descubierto en el yacimiento mioceno de La Roma 2, de 9 millones de años de antigüedad, situado en el término municipal de Alfambra (Teruel), los restos de una nutria terrestre nunca antes vista que ha sido bautizada como Teruelictis riparius. Entre los restos recuperados se encuentran el cráneo, la mandíbula, varios huesos de las patas e incluso el báculo (el hueso que poseen en el pene muchos grupos de mamíferos y que ha permitido saber que los restos corresponden a un macho).

Pero lo más extraordinario de todo es que Teruelictis, a pesar de ser una nutria, no poseía ninguna adaptación para desplazarse por el agua y su esqueleto es más parecido al de otros mustélidos como las martas, que al de las nutrias actuales. Por ello los paleontólogos infieren que Teruelictis viviría cerca de la orilla, alimentándose de crustáceos, insectos, etc., pero que carecería de las capacidades buceadoras de sus primas, las nutrias actuales. El trabajo aparece publicado en el número de octubre de la prestigiosa revista inglesa Zoological Journal of the Linnean Society.

El material más representativo de esta nueva nutria se expondrá temporalmente en la vitrina denominada «Museo Aragonés de Paleontología» de Dinópolis, creada a principios de esta temporada para mostrar los resultados más recientes e impactantes de las investigaciones realizadas con los fósiles aragoneses.

En el mismo yacimiento, los investigadores descubrieron una nueva especie de équido, Hipparion laromae, y miles de coprolitos (excrementos fósiles) de hienas que contenían restos de polen, con los que se ha podido inferir la vegetación que existía entonces en la zona.