El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, atiende a los medios
El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, atiende a los medios - efe

La Asamblea Nacional Catalana paga su deuda fiscal para «blindarse cuatro años»

La entidad abonará 172.000 euros por impago del IVA y una multa de 43.900 euros

Actualizado:

Los defensores de la hacienda propia catalana saldarán sus deudas con el fisco español. La Asamblea Nacional Catalana (ANC), entidad independentista que da apoyo a la candidatura del presidente Artur Mas, ha acordado pagar 172.000 euros en concepto de IVA no declarado, además de una multa de 43.900 euros. Según consta en las actas de una reunión mantenida el pasado 11 de julio, a las que ha tenido acceso ABC, la asociación aprobó abonar estas cantidades porque considera que es «un buen acuerdo» y «blinda la contabilidad de la asamblea tanto por lo que hace referencia al IVA como al impuesto de sociedades durante cuatro años».

De esta forma, el «brazo social» de Mas asume una serie de irregularidades fiscales, que ya denunció este diario y que hace un año dieron lugar a la apertura de una investigación de la Agencia Tributaria. La propia ANC admitió ingresos sin justificar por valor de 1,5 millones de euros. El expediente de Hacienda, centrado principalmente en el ejercicio de 2013 y que se tradujo en una «exhaustiva investigación», siguió su curso. Finalmente, la entidad no ha tenido más remedio que reconocer sus incumplimientos. En las citadas actas se explica que los impagos de IVA corresponden a la venta de «merchandising», concretamente camisetas y tiques de autocares utilizados por la ANC en sus actos. Los clubes y asociaciones sin ánimo de lucro vinculados a la Asamblea alegaron que la venta de algunos productos estaba exenta del pago de impuestos, pero Hacienda dictaminó que sí era necesario abonar el IVA.

Votación

«La inspección se cerrará con el pago del IVA que se había declarado (172.000 euros) por la discrepancia de criterios y una multa (43.900 euros). Este pago blinda la contabilidad de la asamblea tanto en lo que respecta al IVA como al impuesto de sociedades durante 4 años. La comisión de administración considera que es un buen acuerdo y pide que se vote si se acepta cerrar la investigación pagando esta sanción», indica el documento acreditativo de la reunión. La propuesta fue aprobada por 58 votos a favor, una abstención y ningún voto en contra.

Cuando ABC destapó esas irregularidades en septiembre de 2014, la entidad presidida entonces por Carme Forcadell -hace unos meses fue sustituida por Jordi Sánchez- lamentó que la información trascendiera días antes de la celebración de la Diada de Cataluña y denunció un afán de «generar dudas sobre su situación contable». Como se sabe, la ANC ha sido la responsable, junto a Òmnium Cultural, de organizar las movilizaciones independentistas de la Diada durante los últimos tres años. Volverá a hacerlo el próximo 11 de septiembre.

«Gigaencuesta»

En paralelo a la investigación de Hacienda, la ANC debatió en esa reunión de junio los expedientes abiertos por la Agencia Española de Protección de Datos, que todavía no están resueltos. Uno de ellos fue incoado a raíz de la «gigaencuesta» sobre la independencia de Cataluña que ANC y Òmnium realizaron puerta a puerta semanas antes del simulacro de consulta del 9 de noviembre de 2014. La Agencia basa su investigación en el hecho de que los datos personales que se recogían en ese sondeo callejero se podían relacionar con datos ideológicos que contenía la encuesta. Ambas entidades han presentado alegaciones.

Pero es el segundo expediente el que puede derivar en una falta grave y que la ANC se plantea aceptar porque entonces la multa «se reduce considerablemente. Ésta es la opción más recomendable». Se trata del robo de datos de asociados cometido en la delegación de la Asamblea en Tarragona y que fue denunciado a los Mossos d’Esquadra y Cesicat -Centro de Seguridad de la Información de Cataluña, dependiente de la Generalitat-.

«Estos datos fueron publicados en una página de Facebook de una entidad», se explica en las actas. Alude a la web anónima denominada «Anonymous Cataluña», que filtró el listado de los 53.817 asociados a la Asamblea, incluyendo sus nombres completos, DNI y el estado de pago de las cuotas a la entidad secesionista. Este tipo de vulneración de la ley de protección de datos va acompañado de sanciones que pueden alcanzar el millón de euros. El suceso obligó a la Asamblea a incrementar sus medidas de seguridad.